Una Flor Para Gladys

Con cientos de actividades a lo largo de todo el país se recordará el primer año de la muerte de nuestra querida compañera Gladys Marín.

En Santiago la invitación a todos quienes la despidieron en el funeral y a todos quienes la recordamos día a día, es el día 5 de Marzo a las 11 horas en la Plaza La Paz, frente al Cementerio General, por Av. La Paz.

Allí le rendiremos el Homenaje que ella se merece y luego pasaremos al interior del Cementerio a colocar nuestra flor en el Memorial de Gladys.

 

Tan sólo hace un año que Gladys no está con nosotros, pero en este tiempo, su legado ha estado permanentemente presente, mil veces sus palabras nos han ayudado en el trabajo político diario.

 

Y en este sentido, la Comisión Nacional de Educación quiere destacar como una tarea a asumir, el estudio de los escritos de Gladys sobre diversos temas , en los cuales analiza, critica y señala alternativas para avanzar por el camino revolucionario.

 

En el último tiempo, una de sus preocupaciones fundamentales fue el problema de la Paz. Se involucró a fondo en la creación del movimiento contra la invasión de Irak por parte de los EEUU, pero también se había comprometido con acciones concretas contra la invasión a Afganistán, y en a solidaridad con el Pueblo Palestino.

 

En carta a Lagos del 25 de febrero de 2003, Gladys decía: " Los pueblos no quieren la guerra. El pueblo de Chile no quiere la guerra. El Gobierno debe rechazar resueltamente la pretensión de Bush de contar con el voto de nuestro país para forzar al Consejo de Seguridad de la ONU a avalar su agresión a Irak. Nuestra patria debe votar contra toda resolución que abra camino a una guerra de consecuencias dramáticas para el pueblo de Irak e imprevisibles para la humanidad entera". El tiempo le ha dado la razón, la invasión ha convertido a Irak en un foco de muerte y destrucción del cual no se sabe cómo salir.

 

Otro de los temas de preocupación constante para Gladys fue la construcción de un movimiento político social en el país que levantara y llevara adelante una Alternativa al neoliberalismo con fuerza y decisión. Por ello la Campaña Presidencial de 1999 la realizó en medio de la gente, con los estudiantes, los trabajadores, las dueñas de casa, los mapuche, los ambientalistas, etc.

 

Y esta batalla no la dio sólo en el país, la emprendió también a nivel internacional participando en el Foro Social de Porto Alegre que hasta ese momento excluía la participación de Partidos o Líderes Políticos como tales. Gladys fue participó, habló y ganó un espacio para las fuerzas políticas junto a los movimientos sociales. Cuestión que posteriormente se proyectó en el país con el Juntos Podemos y el Juntos Podemos Más.

 

El 20 de Enero del 2001, en una Escuela de Cuadros, Gladys señalaba: "Ayer, con Allende, la alianza era en función de los partidos. Hoy día la alianza es de partidos y movimientos y muchos movimientos sociales. Es otra alianza porque los tiempos nos exigen una alianza distinta con una visión muy grande de la unidad y de América Latina".

 

Y otro tema sobre el cual la Presidenta del Partido Comunista estaba estudiando, analizando, criticando y haciendo propuestas era El Partido, considerando que esta es la principal herramienta para llevar adelante la línea política del Partido y , por tanto, abrir camino a los cambios revolucionarios.

 

En su intervención en el Acto por el 90 Aniversario, realizado el 16 de junio de 2002, decía:

"Y si todo cambia, nuestro Partido debe cambiar, debe crecer, trabajar ampliamente con todas las fuerzas sociales y políticas que estén por una democracia real, participativa, por justicia social y con todas y todos los que estén por el cambio del sistema".

"Nuestro noble, heroico Partido debe abrir sus puertas. No exigir ni poner condiciones que nosotros no reuníamos cuando dimos el primer paso y recibimos nuestro primer carné. Ser militante es un proceso. Ingresar es una decisión que nosotros debemos ir convirtiendo en organización y conciencia.