SEGUNDA DEMANDA

ENTRO EN VIGENCIA LEY SOBRE SUBCONTRATACION.- 

Santiago, 14.1.2007.- Este domingo entró en vigencia la nueva ley de Subcontratación, que buscará terminar con las desigualdades que afectaban a los trabajadores que prestaban servicios a través de empresas contratistas. La normativa, que regirá desde el lunes 15 de enero, beneficia a 1,2 millones de personas en el país, que constituyen el 35 por ciento de la fuerza laboral. La norma llegó a ser efectiva tras cumplirse 90 días desde la publicación en el Diario Oficial de la ley 20.123 "Del Trabajo en Régimen de Subcontratación y del Trabajo en Empresas de Servicios Transitorios", que fija una serie de obligaciones a las empresas que requieran, de manera temporal, los servicios de trabajadores de una compañía externa.

El subcontrato está reconocido en el Código del Trabajo, pero no estaba definido en la legislación chilena. Ahora, la nueva ley cuenta con una clara definición, la que permite establecer los deberes de las empresas contratistas y los derechos de los trabajadores.
 
Según ha señalado el gobierno,  la nueva ley intenta poner fin a prácticas reñidas con la legislación laboral que atentan contra el cumplimiento de los derechos de los trabajadores. Lo que se busca es acabar con un sistema en que la empresa principal, es decir aquella que requería servicios de otra, "se lavaba las manos" respecto del cumplimiento de los derechos laborales y previsionales de los trabajadores contratistas, dejando también de lado muchas veces las condiciones adecuadas de higiene y seguridad.

Con el nuevo sistema, la empresa principal también será responsable de las obligaciones laborales y previsionales, por lo cual podrá ser demandada en tribunales por el trabajador afectado.

"Se establece una responsabilidad solidaria, por lo tanto este trabajador puede ir indistintamente a la empresa que lo contrató pero también puede ir a solicitar el cumplimiento de obligaciones laborales a la empresa principal" donde efectivamente presta los servicios, explicó el Subsecretario del Trabajo, Zarko Luksic.

La nueva normativa también contempla mecanismos que incentivan a la empresa principal a pedir regularmente a la compañía contratista que le demuestre el cumplimiento con las normas laborales.

La autoridad añadió que es "es clave la certificación" del cumplimiento de las normas laborales por parte de las empresas contratistas, proceso que será realizado por la Dirección del Trabajo, pero también por certificadoras privadas que se encuentran en proceso de autorización.

La nueva ley también garantizará adecuadas condiciones de higiene y seguridad para todos por igual, ya que desde ahora la responsabilidad por accidentes o cualquier tipo de infracción en materia sanitaria que afecte a contratistas o subcontratistas recaerá en la empresa principal. Hasta hoy no era así y por ello muchas compañías cumplían esas medidas sólo para sus trabajadores directos.

Luksic detalló que la nueva ley se aplicará tanto a trabajo de suministro como de subcontratación, las dos modalidades de trabajo tercerizado que existen. En la modalidad de suministro los trabajadores quedan bajo las órdenes de la empresa principal (ej: la construcción de un edificio) y en la de subcontración, el trabajador cumple funciones bajo supervisión de la empresa contratista (ej: un compañía de alimentación que presta servicios en una empresa principal).


Primeros frutos positivos de la normativa

La Directora del Trabajo, Patricia Silva, señaló que la normativa ya arroja efectos positivos, incluso antes de su entrada en vigor, ya que muchas empresas principales decidieron formalizar la relación laborales con trabajadores contratistas.

"Hay muchas empresas que han ido incorporando a los trabajadores como propios. Sin duda no van a ser todos, pero ya las empresas han incorporado trabajadores que los tenían en forma suministrada y eso implica una mejora sin duda de las condiciones laborales de esos trabajadores", sostuvo.

La Directora del Trabajo llamó al millón y medio de personas bajo esta modalidad de trabajo a informarse para aprovechar las garantías de la nueva normativa."Hay que informarse, hay que mirar cuál es el contrato, quién es mi empleador. Lo que hace esta ley es limpiar, en términos de dejar establecido quién es el verdadero empleador", explicó.