PRIMERA DEMANDA: Opinión del PC sobre Reforma electoral

NUESTRA POSICION RESPECTO DE LA REFORMA DEL SISTEMA ELECTORAL 

1. Un sistema electoral democrático debe garantizar una correcta representación de la soberanía popular. En el parlamento, cada fuerza política, incluyendo aquellas de carácter independiente, debe estar representada por un número de parlamentarios equivalente al porcentaje de votos obtenidos en el proceso electoral. 

 2. En marzo pasado entregamos nuestra propuesta de reformas, que conoce todo el país. Esa propuesta se funda en tres pilares que avanzan en la dirección de ese principio fundamental:  

a) El sistema electoral debe poner fin a las odiosas exclusiones que impiden que los ciudadanos chilenos sean efectivamente iguales ante la ley. Entre las exclusiones que deben terminar están las siguientes:  – aquella que impide a un importante porcentaje de ciudadanos estar representado en el parlamento por la discriminación que, en los hechos, establece el actual binominalismo.  – aquella que impide a dirigentes sindicales y sociales ser candidatos a Parlamentarios;   aquella que obliga a tener 4º medio rendido a los candidatos a Parlamentarios;  – aquella que exige tener 21 años cumplidos a los ciudadanos que quieran ser candidatos a Diputados, en tanto sólo exige 18 años para tener derecho a voto;  – aquella que impide la inscripción automática de los ciudadanos en los registros electorales;  – aquella que no reconoce el derecho a sufragio a los chilenos que residen en el exterior;  – aquellas que impidan una mayor representación de la mujer.  

b) El sistema electoral debe garantizar la efectiva representación de los ciudadanos respetando que, independientemente del lugar del territorio en donde residan, su voto tenga el mismo valor. Esto conlleva:  – Hacer lo más efectivo posible el principio democrático de “un ciudadano, un voto”.  – Generar un sistema de representación territorial (distritos electorales) que asegure presencia de toda la diversidad geográfica y cultural del país en el Parlamento.  c) El sistema electoral debe ser garantía de no exclusión, representatividad y proporcionalidad lo que se logra de forma más eficiente con un modelo plurinominal. 

 3. En esa perspectiva, los comunistas  no renunciamos a la unidad y la movilización para abrir paso a un sistema no excluyente, representativo,  proporcional, plurinominal.  

4. En relación a una reforma electoral que haga posible el acceso al Parlamento a todas las fuerzas organizadas que tengan apoyo ciudadano, la movilización social que se ha expresado en los pasados meses ha permitido conocer las posiciones de los distintos partidos políticos representados hoy en el Parlamento.   De la síntesis que se puede hacer de esas posiciones políticas, se constata que nuestro planteamiento de un sistema plurinominal, basado en un rediseño de los distritos electorales, encuentra fuerte rechazo en los partidos de derecha y crea inquietud en muchos de los actuales parlamentarios, que ven “amenazadas sus posibilidades de reelección”, motivo por el que la Concertación retiró la propuesta Boenninger, a fin de facilitar, como se ha dicho, el inicio de tratativas con RN.  

5. Por su parte, RN ha manifestado públicamente que el mayor impedimento para cambiar el sistema electoral ha sido la Concertación de partidos de gobierno, por falta de voluntad, ya que RN estaría en disposición de terminar con la exclusión.  

6. Hoy día, por la invitación de RN, podremos saber en concreto que piensa y propone cada conglomerado, especialmente RN y la Concertación, que son los que tienen la llave en el parlamento para producir la reforma electoral. El país también debe conocer los planteamientos de cada partido de forma concreta, clara y transparente. 

 7. Para nosotros la pregunta clave es si tanto RN como la Concertación están en la disposición, tienen la voluntad política, como para plantearse un sistema mixto, que permita a los partidos o pactos, sin exclusiones, elegir un número de parlamentarios porcentualmente similar a su votación. Ello es lo esencial de una reforma, que el país mayoritariamente apoya. 

 8. En caso de que esta sea la voluntad y a partir de ello pueda funcionar un equipo técnico que de forma a un proyecto, aparece como recomendable elevar el número de diputados a 150 y los senadores a 50, sin que ello obligatoriamente signifique elevar el presupuesto del Congreso.  

9. Estamos también porque los Consejeros Regionales sean elegidos por votación popular.  

10. Estamos porque se transparente al  máximo el proceso electoral, a su financiamiento, a la equidad comunicativa, al control sobre el uso de los medios del estado.  

11. Estamos porque se establezca el plebiscito nacional.  

Partido Comunista de Chile