Archivos de la categoría Biografí­as

BIOGRAFIA ANGELA DAVIS

Angela Davis, hija de un mecánico automotriz y una profesora de escuela, nació en Birmingham, Alabama, el 26 de enero de 1944. El lugar donde vivía la familia fue llamada Colina Dinamita (Dynamite Hill) por el gran número de casas de Afroamericanos dinamitadas por el Ku Klux Klan. Su madre fue una activista a favor de los derechos civiles y había estado activo en el NAACP, antes de que dicha organización fuera proscrita en Birmingham

Davis asistió a escuelas segregadas en Birmingham antes de mudarse a Nueva York con su madre, que había decidido estudiar para obtener una maestría en arte ( M.A.)en la Universidad de Nueva York. Davis asistió a una escuela progresista en Greenwich Village, donde varios de los profesores estaban en la lista negra durante la era Mc Carthy.En 1961 Davis fue a la universidad Brandeis en Waltham, Massachusetts a estudiar francés. Su carrera incluía un año en la Sorbona, en París. Poco después de volver a los Estados Unidos pudo acordarse de la lucha por los derechos civiles que se estaba llevando a cabo en Birmingham cuando cuatro muchachas que conocía fueron asesinadas en la explosión de la Iglesia Bautista en setiembre de 1963.Después de graduarse de la Universidad Brandeis pasó dos años en la facultad de filosofía en la Universidad J.W. Goethe de Frankfurt, en Alemania ( Occidental ) antes de estudiar bajo la tutela de Herbert Marcuse en la Universidad de California. Davis recibió una gran influencia de Marcuse, especialmente su idea de que era un deber del individuo rebelarse en contra del sistema.En 1967 Davis se unió al Comité Coordinador No violento Estudiantil ( SNCC ) y al Partido de las Panteras Negras. Al año siguiente se involucró con el Partido Comunista Estadunidense.Davis empezó a trabajar como catedrática de filosofía en la Universidad de California en Los Angeles. Cuando el FBI, en 1970, le informó a los jefes de Davis, el Consejo de Regentes de California, que ella era miembro del Partido Comunista Estadunidense, terminaron su contrato.Davis participó en la campaña para mejorar las condiciones en las cárceles. Se interesó especialmente en el caso de Jorge Jackson y W.L. Nolen, dos afroamericanos que establecieron una sucursal de las Panteras Negras mientras estaban en la prisión Soledad en California. El 13 de enero de 1970, Nolan y otros dos prisioneros negros fueron asesinados por uno de los carceleros. Unos días después el Jurado del Condado de Monterrey determinó que el guarda había cometido un "homicidio justificable".Cuando después, un guarda fue encontrado asesinado, Jackson y otros dos prisioneros, John Cluchette y Fleeta Drumgo, fueron acusados de su muerte. Se argumentó que Jackson buscaba vengarse de la muerte de su amigo, W.L. Nolan.El 7 de agosto de 1970, el hermano de Jorge Jackson, Jonathan, de 17 años, irrumpió en la corte del Condado Marin con una ametralladora y tras tomar como rehén al juez Harold Haley, demandó que Jorge Jackson, Juan Cluchette y Fleeta Drumgo fueran liberados. Jonathan Jackson fue herido de bala y asesinado cuando se alejaba de la corte en automóvil.En los meses siguientes, Jackson publicó dos libros Cartas desde la prisión ( Letters from Prison ) y Soledad Brother El 21 de agosto de 1971, Jorge Jackson fue ametrallado en el patio de la prisión de San Quintín. Llevaba una pistola automática 9mm y los oficiales dijeron que trataba de fugarse. También se dijo que la pistola había sido metida de contrabando en la prisión por Davis.Davis se dio a la fuga y el FBI la nombró como una de las "criminales más buscados". Fue arrestada dos meses después en un motel neoyorquino, pero en el juicio fue absuelta de todos los cargos. Sin embargo, debido a sus actividades de militancia, el gobernador de California, Ronald Reagan, pidió que a Davis no se le debería permitir dar clases en ningua de las universidades estatales.Davis trabajó como conferencista de estudios Afroamericanos en el Colegio de Claremont, de 1975 a 1977, antes de convertirse en catedrática en estudios de etnia y de la mujer en la Universidad Estatal de San Francisco. En 1979, Davis visitó la Unión Soviética donde recibió el Premio Lenin de la Paz e hizo un profesorado honorario en la Universidad Estatal de Moscú. En 1980 y 1984, Davis fue candidata a la vicepresidencia del Partido Comunista.Los libros que ha publicado incluyen: If They Come in the Morning: Voices of Resistance (1971), Angela Davis: An Autobiography (1974), Women, Race and Class (1981) and Women, Culture, and Politics (1989).  

CLOTARIO BLEST

Clotario Blest (18991990) dirigente sindical chileno, fundador de agrupaciones como la CUT (Central Única de Trabajadores), la ANEF (Asociación Nacional de Empleados Fiscales), la ADIP (Asociación Deportiva de Instituciones Públicas) y de movimientos políticos como el MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria), entre otros. Clotario Leopoldo Blest Riffo nació en Santiago de Chile el 17 de noviembre de 1899 en el seno de una modesta familia. Su padre, Ricardo Blest Ugarte, fue militar y se suicida cuando él era aun un niño. Su madre, Leopoldina Riffo Bustos, fue directora de escuela y educadora.Como niño es testigo de las huelgas y protestas de principio del siglo XX, son estos acontecimientos sociales, la pobreza en la que crece y su profundo cristianismo, los que forjaron sus ideales sociales originalmente de orientación anarquista.Estudió becado en el Seminario de Santiago donde es fuertemente influenciado por el pensamiento social cristiano, siendo uno de sus maestros Fernando Vives del Solar. Otra de sus grandes influencias fue, su también profesor, José María Caro de quién aprende la idea de una iglesia enfocada al pueblo. Estudia también en el Seminario de Concepción.A los 19 años decide abandonar el camino religioso, luego de ser expulsado del Seminario por encabezar una protesta estudiantil contra las autoridades. En el año 1922 comienza a trabajar en la Tesorería General de la República. En esa misma época comienza a frecuentar las conferencias y charlas de Luis Emilio Recabarren, además participa en organizaciones ligadas a la iglesia enfocadas en la idea de un Jesús "Obrero". Toda su lucha estuvo marcada por la imagen de un Jesús cercano a los más necesitados, ése fue su modelo a imitar.A pesar de abandonar la vida religiosa toma los votos de castidad y pobreza, los que mantiene durante toda su vida. Esto luego de separarse de su única novia, relación que terminan para dedicarse a servir a cristo. Él por medio del trabajo social, y ella ingresando al convento de las Carmelitas Descalzas.

 Agrupaciones Gremiales

En 1931, junto con Fernando Vives funda la Liga Social de Chile, de quien sería su secretario general el año 1935. En esos años, ante la prohibición de crear sindicatos y como un modo de organizar a los trabajadores, se aboca a la fundación de clubes deportivos y culturales.    Así nace en 1938 la ADIP (Asociación Deportiva de Instituciones Públicas). Son estas fundaciones la antesala del movimiento gremial en Chile. En 1943 crea la ANEF (Asociación Nacional de Empleados Fiscales), la cual además preside. Se buscaba mejorar las condiciones sociales, culturales y económicas de los trabajadores, y es la creación de estas pequeñas instituciones la plataforma para dar unidad al movimiento obrero. Esto se consigue, finalmente, con la creación de la CUT (Central Única de Trabajadores) el 15 de febrero de 1953, la que se mantiene en funcionamiento hasta el año 1973. Esta institución agrupa a todos los trabajadores del país, y se caracteriza por su énfasis en la lucha de sus derechos por sobre las diferencias e intereses políticos. Su presidencia estuvo en manos de Blest hasta 1961. Ese mismo año junto con otros dirigentes sindicales funda el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), el cual abandona tiempo después por diferencias con las generaciones más jóvenes referidas a las estrategias de lucha, entre estos nuevos líderes se encontraban Miguel Enríquez y Andrés Pascal Allende. En 1976 ,debido al régimen dictatorial existente, revive el Comité de Defensa de los Derechos Humanos que él mismo había fundado en 1970. Ésta era una institución laica, a diferencia de la Vicaría de la Solidaridad fundada ese mismo año (1976). Durante este mismo periodo ayuda a crear la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos, cuya sede estuvo por años en su propia casa.

 Lucha Pública

Su lucha no sólo se centró en la creación de agrupaciones sindicales, sino que además participó activamente en manifestaciones y huelgas (como las nacionales de los años 1954, 1955, 1956, 1960 y 1962). Se destacó siempre por sus encendidos discursos así como por la consecuencia de su lucha, por lo que fue continuamente perseguido, cayendo más de una veintena de veces en la cárcel. Lucha por la derogación de la Ley Maldita durante el gobierno de Gabriel González Videla, así como lo hace contra las violaciones de derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet.Sus últimos años es acogido por los sacerdotes franciscanos. Muere solo en Santiago en 31 de mayo de 1990.     

PABLO NERUDA

Neftalí Ricardo Reyes Basoalto, nombre auténtico de Pablo Neruda
—seudónimo que utilizó por primera vez en 1920 y adoptó desde 1946—, nació el 12 de julio de 1904 en Parral, Chile, pero se crió en
la localidad de Temuco, entre «la poesía y la lluvia», como diría en sus memorias. Sus padres fueron Rosa Basoalto, que murió de tuberculosis cuando tenía un mes de nacido, y José del Carmen Reyes, quien abandonó el campo para trabajar como obrero en los diques del puerto de Talcahuano, hasta alcanzar el cargo de ferroviario en Temuco.

 

Neruda aprendió a amar la naturaleza en sus años de infancia, durante sus recorridos en tren hacia la exuberante vegetación de Boroa. La región había sido en el pasado escenario de enfrentamientos entre los conquistadores españoles y los araucanos, que con el tiempo fueron despojados de su territorio y posteriormente aniquilados por los colonos protagonistas de la «pacificación de la Araucanía». Esas frías y húmedas tierras australes, bordeadas por el más puro océano Pacífico, emergen en una poética de la desesperanza, de la soledad del ser humano y del amor, como en Veinte poemas de amor y una canción desesperada, libro que llevó a su autor a los circuitos internacionales y le dio una fama similar a la de Rubén Darío, hasta hacerlo merecedor del Premio Nobel en 1971.Poco se ha hablado de la infancia del joven Neftalí, pero conviene señalar que estuvo marcada por extrañas relaciones filiales. El padre contrajo segundas nupcias con Trinidad Candia Marverde. Neruda conservó de ella los recuerdos más gratos, pero en cambio no tuvo ninguna relación con el hermano mayor, nacido de la relación clandestina entre su padre y Trinidad. El afecto fue para la hermana menor, fruto de una nueva infidelidad del padre, que la esposa acogió en su seno. Neruda establecería con Laura Reyes, que así se llamaba su hermana, una complicidad de la que queda constancia en la amorosa correspondencia que mantuvo con ella. A Laura le confió su pasión por la poesía, a la que se entregó desde que inició sus estudios en el Liceo de Varones de Temuco. Al terminar el bachillerato continuó con los estudios de francés y más tarde, en la Universidad de Santiago, siguió la carrera diplomática. A la edad de 16 años adoptó como seudónimo el apellido del poeta checo Jan Neruda. Su primera publicación fue el artículo «Entusiasmo y perseverancia», aparecido en el diario de Temuco La Mañana. Animado por la ya reconocida poeta Gabriela Mistral, que trabajaba como directora del vecino Liceo de Niñas de la misma localidad, Neruda se inició en la lectura de los clásicos rusos. Tres años más tarde ganó el primer premio de la Fiesta de la Primavera de su ciudad con unos poemas firmados con el nombre que lo da a conocer como una de cimas de la literatura en lengua española. En 1920, lo encontramos en una frenética actividad cultural, como presidente del Ateneo Literario del Liceo de Temuco y como secretario de la asociación. Muchos de los poemas publicados en esa etapa se recogen en la primera edición de Crepusculario, de 1923, realizada gracias a un préstamo del crítico chileno Hernán Díaz Arrieta. Al año siguiente publica Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Estos primeros libros, influidos aún por el modernismo, refieren la melancolía y el dolor por la ausencia de la mujer amada. En 1925 dirige la revista Caballo de Bastos, y es a partir de entonces cuando se propone una renovación formal de intención vanguardista en tres breves libros: la novela El habitante y su esperanza; el poemario Anillos, escrito en colaboración con Tómas Lago; y tentativa del hombre infinito..En 1927 inicia la carrera diplomática, que lo lleva por tierras de Birmania, Singapur, Java, China, Argentina, España y París, donde conoce al poeta peruano César Vallejo, a quien le unió una amistad de por vida. Posteriormente viaja a México, Guatemala y Cuba. El diario argentino La Nación publica sus crónicas de viaje. En 1930, durante su etapa de cónsul en Batavia (Java), se casó con María Antonieta Agenaar, joven holandesa con quien regresó a Chile en 1932 y con quien tuvo a su hija Malva Marina, nacida en 1934 y fallecida a los ocho años. De 1933 es la primera edición de El hondero entusiasta, un libro influido por el uruguayo Sabat Ercasty y cuyos poemas formarán parte de Residencia. Ese mismo año es nombrado cónsul en Buenos Aires, donde conoce a Federico García Lorca, que llegó a esa ciudad a estrenar su obra Bodas de sangre. De Buenos Aires se trasladó a Barcelona y luego a Madrid, de modo que reside en España entre 1934 y 1936. En este país conoce a Miguel Hernández, León Felipe, Rafael Alberti, Gerardo Diego, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre, Manuel Altolaguirre, Jorge Guillén, Luis Rosales, etc. A ellos lo unió una fraterna amistad basada en la solidaridad, y sobre todo en la alegría. La Castellana y el barrio de Argüelles fueron los lugares más transitados por estos poetas, que iban de la madrileña cervecería de Correos hasta la Casa de las Flores, donde residía Neruda. En la cripta de Pombo conoce a Ramón Gómez de la Serna, el acumulador de un universo secreto que cambiaría la sintaxis del idioma, imprimiendo su huella en él, según sugiere en sus memorias. En cambio, el encuentro con Juan Ramón Jiménez, que muy poco tenía que ver con estos jóvenes, fue menos feliz, sobre todo porque las posturas estéticas de éste chocaban con la nerudiana idea de la poesía: «Una poesía impura, como un traje, como un cuerpo, con manchas de nutrición y actividades vergonzosas, con arrugas, observaciones, sueños, vigilias, profecías, declaraciones de amor y de odio, bestias, sacudidas, idilios, creencias políticas, negaciones, dudas, afirmaciones, impuestos». En 1935 Neruda dirige la revista Caballo Verde para la Poesía a petición de su fundador, Manuel Altolaguirre, quien le presenta a Delia del Carril, su segunda esposa, de quien se separará en 1956.El asesinato de Federico García Lorca en Granada el verano de 1936, al comienzo de la guerra, lo afectó tanto que en sus memorias confesaría: «[…] la guerra de España, que cambió mi poesía, comenzó para mí con la desaparición de un poeta». Por su apoyo a la República fue destituido de su cargo consular. Cuando se acercaba la derrota de la República se editó España en el corazón, poema que hará parte de Tercera residencia. De individualista y hermética, su poesía pasará a ser mucho más comprometida social y políticamente. El libro había sido editado en medio de la adversidad y tanto Manuel Altolaguirre como muchos de quienes trabajaron en la imprenta emprendieron la larga marcha hacia Francia, acarreando entre sus pertenencias sacos de ejemplares que sufrieron las consecuencias de los bombardeos. En 1939, el gobierno chileno del Frente Popular lo nombra cónsul en París y a cargo de la inmigración española. Organiza el viaje del Winnipeg, barco fletado por el gobierno de la República española para llevar refugiados a Chile. Al año siguiente es nombrado cónsul general  en México. Al regresar de su cargo, en 1943, visita en Perú las ruinas de Machu Picchu de donde surge el célebre poema Alturas de Machu Picchu. En 1945, ya en su país, fue elegido senador por el Partido Comunista y galardonado con el Premio Nacional de Literatura. En 1948, el presidente chileno Gabriel González Videla abrió una campaña de persecución contra los sindicatos y la oposición, que llevó a Neruda a la clandestinidad y el exilio. A raíz de la ilegalización del Partido Comunista, en 1949 el poeta se refugió en varios países europeos, Francia e Italia entre ellos. En 1950 recibe el Premio Internacional de la Paz. Dos años después regresa a su patria temporalmente y vuelve a ser distinguido con otro premio, esta vez el Stalin de la Paz, en 1953.En 1958 Neruda publica Estravagario, libro que implica un cambio en su poesía, en cuanto que recupera el sentido del humor de algunos de sus primeros textos, supera el dramatismo, es mucho más lúdico y vuelve a reencontrarse con la vanguardia, incluso con el surrealismo. Por estas fechas se ha consolidado como uno de los poetas más grandes de la lengua y como una figura pública de relieve internacional. En 1962 es nombrado académico de la Facultad de Filosofía y Educación de la Universidad de Chile. Nicanor Parra, miembro de la Facultad de Ciencias Físicas, lee el discurso de presentación. En 1965 se le otorga el título de doctor honoris causa de la Universidad de Oxford. En 1966 se casa con quien será su compañera el resto de la vida, Matilde Urrutia, después de llevar ese amor en secreto durante diecisiete años.

En 1969 se le nombra miembro honorario de la Academia Norteamericana de Artes y Letras y doctor honoris causa de la Universidad Católica de Chile. El Partido Comunista de Chile lo designa como precandidato para las elecciones presidenciales de septiembre del año siguiente. A comienzos de 1970 renuncia a su candidatura en favor de Salvador Allende. Publica en ese año: Maremoto, La espada encendida y Las piedras de Chile. En 1971 viaja a Estocolmo a recibir el Premio Nobel de Literatura. A partir de abril de ese año representa al gobierno de la Unidad Popular en Francia como embajador. En 1972 recibe el Premio Lenin de la Paz. Ese año regresa definitivamente a Chile y es aclamado por el pueblo chileno con un apoteósico homenaje en el Estadio Nacional de Santiago. En 1973, a raíz de las elecciones parlamentarias del mes de marzo, publica Incitación al nixonicidio y Alabanza de la revolución chilena. El 11 de septiembre de 1973 se produce el derrocamiento del presidente constitucional Salvador Allende; las casas de Neruda en Santiago y Valparaíso son destruidas por los militares y la vida del poeta se apaga doce días después, el 23 de septiembre, dejándonos en muchos de sus versos la intuición de lo que está más allá de la muerte: «No crean que voy a morirme, me pasa todo lo contrario, sucede

RICARDO FONSECA AGUAYO

                                                 

 BIOGRAFIA  RICARDO FONSECA 

Ricardo Fonseca Aguayo nació el 17 de enero de 1906 en una modesta casa de la calle 18 de Septiembre de Puerto Saavedra. Sus padres, Santiago Fonseca y Clorinda Aguayo eran campesinos que trabajaban la tierra en un lugar llamado Pichico; que en mapuche significa “poca agua”. Ricardo tuvo 4 hermanos: Santiago, Elcira, Lisardo y Abraham. 

 

Cuando tenía seis años, el 12 de abril de 1912 fallece su padre lo cual complica mucho la situación familiar. No obstante ello, la madre de Ricardo hizo un gran esfuerzo y lo envía a la Escuela Primaria. Para asistir a clases, Ricardo debía caminar diariamente tres leguas de ida y tres de regreso desde Pichico a Puerto Saavedra. En la escuela se distinguió por su perseverancia, por su tenacidad para estudiar y adelantar, llegó a ser el alumno más avanzado del curso de modo que el Director y los profesores quisieron ayudarlo para que continuara sus estudios en la Escuela Normal de Victoria. Para entonces, Ricardo sólo tenía 12 años. En la Escuela Normal, Ricardo se distingue por la buena lección, por la profundidad de su pensamiento, por un concepto más amplio de las cosas, por una firme personalidad, por su espíritu de fraternidad y camaradería con todos los estudiantes. Terminó la Escuela Normal a los 17 años, entonces viajó a Santiago donde tiene la oportunidad de asistir a un mitin obrero en la Plaza Argentina donde los trabajadores reclamaban contra los bajos salarios y la carestía de la vida. Allí escuchó por primera vez a Recabarren. Empezó a trabajar como profesor en la Escuela N° 3 de Valdivia donde enseña a los hijos de los trabajadores y por las noches asiste a los locales sindicales donde hace clases de alfabetización y cultura general alternando con dirigentes sindicales anarquistas y comunistas. Con ellos aprende las tradiciones y las luchas de los trabajadores. En 1922 nace la Asociación General de Profesores de Chile que se puso a la cabeza de las luchas del magisterio. Ricardo Fonseca se incorpora a la organización de los profesores y participa activamente en sus campañas. En Valdivia Ricardo escucha por segunda vez a Recabarren en una charla sobre “La Rusia Obrera y Campesina”. A partir de ese momento busca y lee todo material o publicación sobre Rusia. Pero es “la lucha de clases, su contacto con la clase obrera, la observación de los acontecimientos y su participación en el proceso social, lo que, junto al estudio, va plasmando en él una mentalidad científica y disponiéndolo al combate cada vez con mayor empuje y firmeza”[1]. El 4 de junio de 1925, bajo el gobierno de Arturo Alessandri ocurre la masacre de La Coruña. Murieron más de 2.000 personas. Ricardo conoce estos sucesos a través de las páginas de “La Jornada Comunista”, periódico de Valdivia fundado por Recabarren. Meses después, Alessandri renuncia a la Presidencia y Carlos Ibáñez toma el poder apoyado por el imperialismo norteamericano. Ibáñez desata la represión contra los trabajadores y el Partido Comunista y Ricardo recurre a la conciencia de sus colegas llamándolos a defender a los presos y a protestar a favor de los perseguidos. En 1928 se traslada a Molina donde trabaja unos meses y luego se traslada a la Escuela N° 63 de Recoleta en Santiago. Es elegido para un cargo dirigente en la Sección Santiago de la Asociación General de Profesores. Durante 1928 y 1929 continúa la represión. El Partido Comunista fue ilegalizado, La Federación Obrera de Chile perseguida y las islas Pascua, Más Afuera, La Mocha, Guaío y Melinka se llenaron de presos políticos. En medio de la lucha social, Ricardo estudia con criterio crítico  a los clásicos de la pedagogía y lucha por hacer comprender a sus colegas que “sólo la lucha del pueblo y los cambios democráticos que esta lucha imponga, abrirán amplio cauce al desarrollo de la educación y de la enseñanza”[2]. El estudio a los clásicos marxistas le confirma la experiencia vivida por su gremio y por su pueblo. Organiza círculos de estudio del marxismo entre los profesores. Ricardo Fonseca, desde la Escuela Normal tenía especiales inclinaciones por la música y la pintura. En Valdivia estudió violín y en Santiago asistía a clases nocturnas a la Escuela de Artes Aplicadas. Instaló un taller de pintura en su casa. No obstante este gran interés comprendió que la misión de su vida era entregarse de lleno a la lucha política de su pueblo. Funda el grupo ITE, adherido a la Internacional de Trabajadores de la Enseñanza, grupos similares se organizan en otras ciudades del país y se incorporan a la lucha contra la dictadura de Ibáñez, por las reivindicaciones de los maestros y por el desarrollo de la enseñanza. “Con este bagaje de experiencias y este espíritu revolucionario ingresa al Partido Comunista a fines de 1929, en plena dictadura”[3]. En una carta que dirige a sus compañeros y amigos dice: “La tarea del profesor es noble, y enseñar es una de las cosas más grandes que existen. Pero la acción de la escuela es restringida y los frutos que obtiene un maestro en su vida son demasiados pequeños. Es preciso servir a una escuela más grande, cuya acción englobe a miles de alumnos. Esta escuela es el Partido Comunista y este alumnado innumerable es el pueblo”[4]. Ricardo militó en la Sexta Comuna y su base tenía la tarea de organizar el Partido en las fábricas de Ilharreborde, del calzado y El Salto, de paños. La tarea fue cumplida con éxito. De la Escuela 63 de Recoleta, Ricardo, se iba a reunirse clandestinamente con los profesores comunistas, con el grupo ITE o con los obreros de su célula. El 26 de julio de 1931 cae la dictadura y por primera vez, Ricardo habla en público en la Universidad de Chile. Se dirige a los obreros, estudiantes y maestros. Los llama a construir su unidad, a luchar por sus reivindicaciones y por un gobierno al servicio del pueblo y la nación.  El 23 de agosto estalla la huelga general en todo el país por las reivindicaciones de los trabajadores, por un subsidio de cesantía. Ricardo participa en la dirección central de esta huelga. El 25 de agosto se reconstituye la Asociación General de Profesores. Ricardo integra la Junta Directiva elegida. El 5 de septiembre tiene lugar la sublevación de la marinería. Los trabajadores y el Partido Comunista solidarizan con este movimiento, Ricardo organiza la solidaridad de los profesores con los marinos. En 1932 se realiza la sexta Convención Nacional de la Asociación de Profesores en la ciudad de Chillán. Allí chocan dos corrientes: una revolucionaria y otra reformista. Como consecuencia la Asociación de Profesores se divide y numerosas delegaciones de profesores se reúnen en sesión aparte y el 20 de enero de ese año organizan la Federación de Maestros de Chile. La nueva organización “enfoca el problema educacional de acuerdo a la realidad económico-social y se propone dirigir las luchas del magisterio en estrecho contacto con el resto de los trabajadores”… “Ricardo Fonseca presenta las principales tesis a la Primera Convención de la Federación de Maestros de Chile”[5]. La Federación de Maestros recoge las reivindicaciones del profesorado, hace de los Consejos de Profesores de cada escuela los organismos de base del frente único y dan la lucha e inician una huelga que resultó victoriosa en gran medida. En represalia, el gobierno suspendió a Ricardo de su cargo y trasladó a mucho profesores a lugares lejanos. En la ciudad de Concepción en el verano de 1933 se realiza la 2° Convención Nacional de la Federación de Maestros, Arturo Alessandri había asumido por segunda vez la Presidencia de la República y ordena la exoneración de los 200 delegados a la Convención, entre los cuales estaba Ricardo Fonseca. La Convención se realizó de todos modos. En abril de 1933, Ricardo es promovido a la Dirección del Comité Regional de Santiago. Exonerado del magisterio, vive un período duro, se sostenía con algunos ingresos que provenían de algunas clases particulares y, especialmente, con la ayuda solidaria de militantes y simpatizantes. A pesar de ello continuó consagrado por entero a la lucha revolucionaria. “En julio de 1933, el Partido realizó una importante Conferencia Nacional a la cual concurrió Fonseca. En esta Conferencia el Partido planteó, por primera vez, que en Chile corresponde realizar la revolución democrático-burguesa, cuyo objetivo central consiste, en nuestro caso, en poner fin a la dominación de los monopolios internacionales y del gran latifundio, nacionalizando las empresas imperialistas, estableciendo relaciones con el mundo socialista, entregando la tierra a los campesinos y, a través de todo esto, creando las bases materiales para el desarrollo de una industria independiente, la democratización de la República y la lucha ulterior por el socialismo”. “Con anterioridad, el Partido venía planteando la revolución social en términos generales, o la revolución socialista, sin tomar debidamente en cuenta el carácter semicolonial y semifeudal del país y el hecho de que, para llegar al socialismo, no se puede saltar etapas, no se puede pasar hacia él sin haber realizado previamente la revolución democrático-burguesa en los países en que, como el nuestro, ésta no se ha llevado a cabo”[6]. “Sin embargo, en esa Conferencia, a causa del sectarismo y de la influencia de algunos restos de trotskismo, aventados en ese año, el Partido no se trazó una estrategia y una táctica justas para llevar adelante el tipo de revolución que correspondía y corresponde aún a las condiciones de Chile”[7]. Desde su responsabilidad en el Comité Regional de Santiago trabajó por elevar el nivel ideológico del Partido y su capacidad de lucha y asume con mucha fuerza la tarea de unificar a los trabajadores y al pueblo de Chile en la lucha contra la guerra y el fascismo y contra la política reaccionaria del gobierno de Alessandri. En una conferencia contra la guerra, realizada en la Universidad de Chile conoce a Elena Pedraza, quien representaba a los estudiantes de educación física en la conferencia. Debido al rol conductor que Ricardo juega en el magisterio, en enero de 1934, el gobierno lo relega a Aysén. Allí estudia El Capital y para mantenerse hace clases particulares. El movimiento popular lucha por su libertad hasta lograrla. A su regreso de Aysén, Ricardo es elegido Secretario General de la Federación de Maestros de Chile El año 1934 es un año de grandes luchas: en abril 20 mil obreros fueron a la huelga; más de 250 delegados asisten al Congreso de Unidad Sindical en la Federación Obrera de Chile; en el Alto Bío Bío estalla una sublevación campesina y mapuche quienes reclamaban sus tierras y los títulos de sus predios. El gobierno de Alessandri desata la represión contra ellos, “Ranquil y Lonquimay fueron escenario de una horrenda masacre de campesinos, contra los cuales, por primera vez en Chile se habían empleado incluso aviones de guerra. Decenas de campesinos fueron fusilados y sus cadáveres arrojados a las torrentosas aguas del Bío Bío. Entre ellos, murieron allí el profesor Leiva Tapia y el dirigente carbonífero Zambrano”[8]. La represión también alcanza al Congreso de la Federación Obrera de Chile al cual asistía Ricardo Fonseca en representación de los profesores. Fue detenido junto a los otros delegados al Congreso y entra nuevamente a la cárcel donde hace clases de marxismo y realiza una huelga de hambre de 17 días hasta que el movimiento popular logra la libertad de los detenidos. El movimiento popular entra en la etapa del Frente Popular Chileno como una forma de unir a todas las fuerzas progresistas en contra del peligro de la guerra y del fascismo. A este movimiento se incorporan los partidos Radical, Socialista, Democrático y Comunista y también la Confederación de Trabajadores de Chile. En 1935 surgen las primeras estructuras del Frente Popular y en 1936 el pueblo pasa a la ofensiva, el 23 de febrero de ese año estalla la gran huelga ferroviaria por mejoras salariales y otras demandas. El gobierno de Alessandri dicta la Ley de Facultades Extraordinarias e inicia la represión contra el pueblo, los trabajadores y el Partido Comunista. Ricardo Fonseca es detenido y relegado a Maullín. La huelga ferroviaria ayudó a consolidar la unidad de la clase obrera y del pueblo que se alzó en defensa de las víctimas logrando la libertad de los detenidos y el término del estado de sitio. “…la gran experiencia que sacó el proletariado y el pueblo en el período de formación del Frente Popular es que la unidad de los trabajadores y de todas las fuerzas populares y democráticas no se logra ni puede lograrse a través de componendas ni de conversaciones por arriba, entre dirigentes. Dicha unidad se logra, se afianza y se desarrolla fundamentalmente en la medida en que se forja en la base, en cada sitio de trabajo, en cada barrio, en cada aldea, en cada pueblo, en la lucha por las reivindicaciones inmediatas de las masas y en la medida en que, en esta forma y a través del esclarecimiento de los problemas y de las posiciones de cada cual….”[9]. “Ricardo estudiaba concienzudamente, planificadamente. Leía todas las noches un par de horas, tomaba apuntes, sacaba conclusiones. En la mañana, desde las 7, en la pieza en que estaba su escritorio, sus libros, su máquina de escribir, leía atentamente la prensa diaria, recortaba los artículos o crónicas de mayor interés, formando con ellos sus carpetas sobre los diferentes problemas del país o sobre asuntos internacionales, que luego aprovechaba para sus intervenciones o informes en el Partido o en la organización del magisterio. Jamás, ni el cansancio ni el sueño, ni nadie logró romper su disciplina, su hábito de estudio. Refiriéndose a aquellos compañeros que alegan falta de tiempo para estudiar, él solía decir: “No. Lo que les falta a esos compañeros  y es claro que se puede y se debe corregir – es decisión de estudiar.”.”[10] El verano de 1937, en un lugar de la cordillera, por iniciativa de Ricardo, se reúne clandestinamente el Comité Central de la Juventud Comunista. Tenían la tarea de discutir y definir la forma en que construirían un gran movimiento juvenil que encabezara la lucha por la paz y contra el fascismo y que se incorporara al Frente Popular. El Partido encargó a Ricardo hacerse cargo de esta tarea. En dicha oportunidad Ricardo le plantea a los jóvenes: “que el combate por la paz y por los derechos juveniles era una sola cosa, un todo indivisible, puesto que la guerra barre con los derechos y conquistas de los jóvenes, y la paz, en cambio, les ofrece la posibilidad de ampliarlos cada día más”[11]. Como resultado del trabajo realizado se organiza la Alianza Liberadora de la Juventud, que agrupó a decenas de miles de jóvenes chilenos de distintas ideologías y credos religiosos unidos con el propósito de luchar por sus reivindicaciones y en defensa de la paz. Ese mismo años (1937) se realiza el Congreso Nacional de la Juventud Chilena, se redacta la declaración de principios de la Alianza Liberadora de la Juventud y se realizan grandes manifestaciones a lo largo de todo el país en las que se expresa la solidaridad generosa de los jóvenes con España republicana, el odio al fascismo y al imperialismo, el amor a la clase obrera y al pueblo. Sin embargo, la Alianza se disgregó poco tiempo después por cuanto no logró expresar con fuerza los problemas concretos de la juventud y la Juventud Comunista se disolvió en la Alianza. “La reconstitución de la Juventud Comunista como una organización independiente de jóvenes, con métodos de organización y de lucha típicamente juveniles y la mayor preocupación por las reivindicaciones concretas de los jóvenes, permitieron darle un nuevo auge a las luchas de la juventud. Bajo el patrocinio de los jóvenes comunistas y de su activo dirigente máximo, Ricardo Fonseca, se organizaron importantes grupos de jóvenes obreros en las industrias…”[12]. La Jota levanta su plataforma de lucha: Salario igual para igual trabajo; bonificación patronal para los jóvenes que van al servicio militar, canchas deportivas, entre otras. En la universidad se inicia la lucha por la reforma universitaria. Se organiza la Federación de Estudiantes Secundarios. Se reorganizan las juventudes de los partidos del Frente Popular y se constituye el Comité de las Juventudes Frentistas y resuelve un Programa de 12 puntos para la Juventud. Una delegación de jóvenes chilenos participa en el Congreso Mundial de la Juventud celebrado en Nueva York. Ricardo Fonseca encabezó la delegación de los jóvenes comunistas. Gran esfuerzo hace Ricardo por la capacitación ideológica de la Juventud Comunistas crea círculos de estudio, fomenta la lectura individual, funda el periódico de la Jota “Mundo Nuevo”. En suma, “Ricardo supo, pues, hace de la Juventud Comunista un movimiento auxiliar del movimiento obrero, un instrumento de la revolución, una escuela del comunismo y una reserva del Partido”[13]. El 25 de octubre de 1938, el Frente Popular llega al gobierno con Pedro Aguirre Cerda. Llega al gobierno un sector importante de la burguesía nacional con el apoyo de la clase obrera y otras fuerzas populares. Ello permitió que se restablecieran las garantías ciudadanas y las libertades públicas, se restablecieron los derechos de reunión, asociación, prensa y huelga, se devolvió la personalidad jurídica a los sindicatos de las oficinas salitreras, se reincorporó a 200 profesores exonerado, entre ellos a Ricardo. Ricardo volvió al magisterio por unos meses, luego renunció para entregar todo su tiempo, sus energías y sus capacidades a la juventud y al Partido. Recorrió el país construyendo el movimiento juvenil, visitó especialmente los centros obreros, las zonas del carbón, del cobre y del salitre. Sobre este viaje recordaba: “Nunca olvidaré el espectáculo maravilloso de las mujeres pampinas, sentadas en las primeras filas de los locales sindicales, con sus pequeños hijos, con sus pequeños hijos en los brazos. Las impresiones que los niños reciben, desde la más tierna infancia, en las asambleas de los sindicatos y en los mitines del Partido, quedan grabadas en ellos como los primeros eslabones para la formación de una sólida conciencia de clase”[14]. En septiembre de 1940 tiene lugar en Santiago el II Congreso Nacional de la Juventud Comunista. Ricardo deja el frente juvenil y es incorporado a la Comisión Política del Partido y asume la dirección del recientemente fundado diario El Siglo. “Al dejar Ricardo el frente juvenil, la Juventud Comunista se hallaba en un alto nivel orgánico e ideológico. Su organización se extendía a todo el país, mantenía estrechos vínculos con las masas de jóvenes trabajadores y estudiantes y había logrado construir un vasto movimiento de la joven generación en la lucha por sus reivindicaciones específicas, por la democracia, la paz y la independencia nacional”[15]. Ricardo asume la dirección de El Siglo en un momento político difícil: un nuevo intento por ilegalizar al Partido Comunista. Frente a este intento el Partido responde convocando a una manifestación en la Plaza de la Constitución a la que asisten cien mil personas. También se realizan manifestaciones a lo largo de todo el país. Tales manifestaciones significaron la derrota temporal de los reaccionarios. Acerca de la prensa partidaria, Ricardo escribe en la revista Principios: “Un periódico proletario no puede contentarse con reflejar las noticias de las actividades de las masas. Tiene que ser un impulsor en la realización de las tareas, tiene que destacar las experiencias valiosas, impulsar la organización y la unidad, señalar los caminos y la salida a cada situación”[16]. Se preocupó por educar, formar y enseñar a escribir en lenguaje sencillo, accesible a las masas; implementó un método de dirección que transformó el diario en una verdadera escuela de cuadros. En las elecciones de marzo de 1941, el Partido Comunista obtuvo 15 diputados y 3 senadores. Ricardo fue elegido diputado por la provincia de Tarapacá. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, el Partido Comunista se aboca a la tarea de organizar un vasto movimiento solidario con los pueblos en lucha contra el fascismo. Desde El Siglo y desde el Parlamento, Ricardo contribuye decididamente a esta tarea. Al término de la guerra, Earl Browder, Secretario General del Partido Comunista Norteamericano instala la tesis de que “después de la derrota del fascismo, el progreso de la Humanidad se desarrollaría plácidamente, los capitalistas aceptarían voluntariamente el mejoramiento de los salarios y los imperialistas verían con buenos ojos el progreso de los países atrasados”[17]. Esta desviación oportunista, conocida como “browderismo” se instala en muchos partidos comunistas, pero prontamente es denunciada y combatida. En Chile, Ricardo Fonseca, la denuncia a través del diario El Siglo de manera que en el XVI Pleno del Comité Central se inician las correcciones de estos errores. En el XIII Congreso del Partido, Ricardo sostiene: “que esto ponía de manifiesto una debilidad en la vigilancia y en el control de los cuadros, falta de lucha por la línea del Partido, ausencia de crítica y autocrítica y un nivel teórico todavía bajo, que no había permitido ver que la teoría de Browder no era el marxismo, sino una utopía colaboracionista y apaciguadora y, por lo tanto, antimarxista”[18]. También afirmó: “que la crítica y la autocrítica deben alcanzar aun a los más altos dirigentes y que era preciso desarrollar ampliamente la democracia interna del Partido, la expresión franca de todas las opiniones, terminando con los elementos pasivos que aceptan formalmente su línea y estimulando una permanente lucha por su formación ideológica, por su unidad de acción y de pensamiento, por la aplicación de sus resoluciones”[19]. En este tiempo, el imperialismo norteamericano inicia una nueva ofensiva por destruir a los Partidos Comunistas. En Chile, el gobierno del Presidente Ríos, ya en manos de Duhalde, disuelve los dos sindicatos más importantes del salitre: Humberstone y Mapocho. La Confederación de Trabajadores de Chile (CTCH) organiza el movimiento de solidaridad y los trabajadores de Santiago se reúnen en un gran mitin en la Plaza Bulnes el día 28 de enenro de 1946. 20 mil personas asistieron a la manifestación que brutalmente reprimida por carabineros premunidos de fusiles-ametralladoras. Aquel día cayeron en la Plaza Bulnes: Ramona Parra, Alejandro Gutiérrez, Adolfo Lisboa, Filomeno Chávez, Manuel López y René Tapia. El pueblo y los trabajadores respondieron con un paro nacional. Duhalde se ensaña entonces con los trabajadores de Cemento El Melón de La Calera y de Cristalerías Chile que por miles fueron lanzados a la calles. Ricardo fue promovido al Secretariado del Comité Central y designado encargado de Educación, Prensa y Propaganda. Desde esta nueva responsabilidad montó un Escuela Central de Cuadros y varias escuelas regionales; impulsó la edición de obras marxistas; amplió la editorial del Partido. “Fue un convencido de la audacia, la novedad y la variedad en las formas de la propaganda, pero bajo un mismo y firme contenido”[20]. El 12 de enero de 1946, la Comisión Política proclamó la candidatura presidencial de Elías Lafertte e inició el proceso de construcción de la unidad de las fuerzas de izquierda y progresistas para levantar una sola candidatura con un programa común. Finalmente se llegó a una Convención nacional que fue presidida por Ricardo Fonseca, que aprobó un programa de gobierno y designó como su candidato a Gabriel González Videla. Alcanzada la victoria hubo que imponer el reconocimiento del triunfo a través de una concentración pública realizada el 15 de septiembre. El 31 de octubre de 1946, Ricardo es promovido a Secretario General del Partido en condiciones nuevas dado que pasábamos a formar parte del gobierno por primera vez en la historia. “Durante 18 años, Ricardo había actuado en el Partido sin desmayos, sin flaquezas, sin intermitencias, con iniciativa y coraje, con ímpetu revolucionario. En el trabajo celular, en las grandes y pequeñas tareas de su base, como el rayado mural y el comicio relámpago; en las reuniones y actividades de la fracción de maestros; en la relegación y en la cárcel, en todos los cargos y las actividades del Partido por las cuales pasó sin excepción alguna, se había forjado como un gran cuadro. Su perseverancia revolucionaria y su amor al estudio, su capacitación permanente en los principios del marxismo completaban su formación de gran dirigente revolucionario”. “Él sabía perfectamente que los cuadros no se forman de la noche a la mañana; que formarse como comunista y actuar como tal en todos los órdenes de la vida, en el público como en el privado, representa un cambio serio y una lucha contra el capitalismo en el terreno de la propia conciencia. Conocía el valor del estudio, de la crítica fraternal y constructiva, en la formación de los cuadros, y lo pernicioso de la crítica destructiva, sin ton ni son, que a veces se lanza sin reparar en el daño que puede hacerse al militante. Por todo esto su trato era fraternal y cordial con todos los compañeros y muy especialmente con los jóvenes militantes y con mayor razón aún si eran obreros, campesinos o mujeres. Pero cambiaba por completo en la tribuna para atacar a los enemigos del pueblo, o en la reunión del Partido en que había que criticar con energía a quienes se deslizaban por la pendiente del oportunismo o de la corrupción privada”[21]. Desde el momento que asume González Videla la oligarquía y el imperialismo norteamericano empiezan a ejercer su influencia y con ello las vacilaciones y el abandono del programa comprometido hasta que después de las elecciones municipales de abril de 1947 en las que el Partido aumentó su votación de 32.219 votos (en 1944) a 91.282 votos convirtiéndose el Partido Comunista en el partido más fuerte de Chile, el Presidente solicitó la renuncia de los ministros comunistas.A partir de ese momento se inicia la represión contra los trabajadores, el pueblo y el Partido Comunista. El Partido debía decidir la forma en que enfrentaría esta nueva ola represiva. La decisión fue retirarse organizadamente y combatiendo. Había que resistir salvando los cuadros y la organización. Había que retirarse luchando en solidaridad con los mineros del carbón en huelga y en protesta por las medidas represivas del traidor. Ricardo supo pasar al Partido y a sus cuadros a la ilegalidad, ubicó lo mejor posible a los miembros del Comité Central, organizó un Secretariado ilegal, supo combinar la lucha legal con la ilegal. Envió a los viejos cuadros a preparar al Partido en la lucha clandestina en todo el país. Con relación a esta etapa dijo: “Entramos a una etapa nueva en que el pueblo ha de curarse completamente de ilusiones. Se acabaron los mesías. En adelante las masas deberán tener confianza tan sólo en sus propia organización, en su unidad, en su lucha y en su partido de vanguardia”[22]. González Videla inicia la persecución de Pablo Neruda a lo largo de todo el país con 500 policías. Poco después los parlamentarios de ambas cámaras con honrosas excepciones, aprobaron la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, más conocida como Ley Maldita, que dejó al Partido y a las organizaciones populares fuera de la ley. En defensa del Partido, Ricardo Fonseca pronunció un vibrante discurso en el Parlamento momento en el cual, entre otras cosas, dijo, refiriéndose al Partido “Lo fundaron obreros chilenos y siempre han militado en él los mejores hijos de la clase obrera. Recogimos la bandera de la Patria y de la justicia, levantada por O’Higgins en 1810. Nuestras ideas germinaron en Chile, en la conciencia de los trabajadores, a medida que fue surgiendo el proletariado, y el hecho de que el comunismo sea una ideología universal no le resta carácter nacional a nuestro Partido. Al contrario, lo hace fiel a la tradición de todos los hombres preclaros de nuestra tierra, lo que en beneficio de Chile recogieron siempre el pensamiento avanzado que a su hora surgía en toda la Humanidad”[23]. Y más adelante agregaba: “Hoy se trata de fusilar la idea del marxismo, como un prólogo al descuartizamiento de todas las ideas de justicia y de progreso social, de libertad y de democracia. Pero se equivocan. El marxismo, en este año, ha cumplido un siglo. Ha conocido todas las persecuciones, todo el rigor de las ilegalidades, de los pelotones de ejecución y, sin embargo, ha emergido de la cárcel, más fuerte, más joven y luminoso que nunca. Su permanente lozanía estriba en que no es precisamente un discurso de fraseología hueca, llena de promesas que nunca se cumplen, de bravatas, de degradación y cobardía, de amenazas y delirios paranoicos, de morbosas incitaciones al odio y al delito, tan de moda en este país. Constituye una integral concepción científica de la realidad del mundo y de la sociedad. Esa realidad y esa doctrina que la interpreta no son vulnerables a los tiros. No se las puede matar a cañonazos, así como es utópico derogar la ley de la gravedad por un decreto. No la pudieron detener Hitler y la Gestapo. Todo, entonces, comenzó muy alegremente, con desfiles y fanfarrias, ¡y terminó muy lúgubremente en las horcas de Nuremberg! A estas alturas, el marxismo que se pretende proscribir, ha entrado a su mayoría de edad. El marxismo es la concepción científica de la naturaleza, de la sociedad y de las leyes que regulan sus transformaciones. Con el aparecimiento del marxismo como concepción científica del mundo, se produce, además, toda una revolución en la historia del conocimiento. Se pone término a un período en que la ciencia y la filosofía eran ocupación de algunos individuos, de algunas escuelas científicas o filosóficas, compuestas de un pequeño número de hombres aislados de la vida del pueblo y frecuentemente extraños al pueblo”. “”El marxismo inicia un período completamente nuevo en la historia de la filosofía y del conocimiento, porque se torna arma científica en manos de las masas proletarias, para luchar por su liberación de la explotación del capitalismo”[24]. A fines de diciembre de 1948 el deterioro de su salud se hizo patente. Un cáncer gástrico lo aquejaba. Meses después pidió ser reemplazado en su cargo de Secretario General. Entonces asume el compañero Galo González, no obstante siguió trabajando desde su casa y entregando su aporte al Partido. Fallece el 21 de julio de 1949. “Por su ejemplo de comunista insobornable, de gran dirigente del Partido y del pueblo, quedó más vivo en el pecho de sus compañeros, al lado de Luis Emilio Recabarren, y de todos los otros luchadores ya desaparecidos luchando por el mundo sin clases, por la nueva y hermosa humanidad obrera por la que él rindiera su gloriosa existencia de luchador”[25].        NOTAS 



[1] Obra citada. Pág. 49                                      19   Obra citada. Pág. 165       

[2] Obra citada. Pág. 64                                      20   Obra citada. Pág. 165                                         

[3] Obra citada. Pág. 66                                      21    Obra citada. Pág. 169

[4] Obra citada. Pág. 66                                      22    Obra citada. Págs.182-183

[5] Obra citada. Pág. 76                                      23    Obra citada.Pág. 209

[6] Obra citada. Pág. 92                                      24    Obra citada. Pág.212

[7] Obra citada. Pág. 93                                      25    Obra citada. Pág.213

[8] Obra citada. Pág. 98                                      26    Obra citada. Pág. 226

[9] Obra citada. Pág.110               

[10] Obra citada. Págs.110-111

[11] Obra citada. Pág.117

[12] Obra citada. Pág.121

[13] Obra citada. Pág. 124

[14] Obra citada. Pág. 129

[14] Obra citada. Pág. 124

[14] Obra citada. Pág. 129

[15] Obra citada. Pág. 136

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Sola Angela Sierra Henriquez

Sola Sierra nació en Santiago el 1º de diciembre de 1935. Proveniente de un hogar constituido por doce hermanos, siete hombres y cinco mujeres, siendo ella la octava.Llegado el momento del nacimiento, la partera llegó a la casa cuando la niña ya había nacido. “Nació Sola” dijo su padre. Su madre llamada Ángela Henríquez Muñoz, y su padre Marcial Sierra Sierra.

 

Sola Angela Sierra Henríquez, nació en Santiago el 1º de diciembre de 1935. Proveniente de un hogar constituido por doce hermanos, siete hombres y cinco mujeres, siendo ella la octava.Llegado el momento del nacimiento, la partera llegó a la casa cuando la niña ya había nacido. “Nació Sola” dijo su padre. Su madre llamada Ángela Henríquez Muñoz, y su padre Marcial Sierra Sierra. Su padre fue obrero del salitre y su madre, sobreviviente de la Masacre de la Escuela Santa María de Iquique, trabajó cosiendo las cotonas de los obreros. Debido a la crisis del salitre, tuvieron que trasladarse a Santiago en 1931.  Falleció el 1 de julio de 1999, víctima de un paro cardiorrespiratorio, cuando era intervenida quirúrgicamente en la Posta Central, Santiago de Chile.  

Cursó hasta tercer año de humanidades en el Liceo Darío Salas, estudios que debió suspender por motivos económicos. Dueña de casa, se casó en 1962 con Waldo Pizarro Molina. Tuvieron 3 hijos, Waldo, Lenia y Lorena.En los primeros años de casada se fue a vivir a La Serena donde participó en las organizaciones de mujeres.  Desde muy temprana edad Sola se integró a las luchas sociales, organizando a los estudiantes del Liceo Darío Salas, trabajando en San Miguel con muchachas del barrio, ayudando a formar los "Clubes de Amigas", organizaciones que se formaron a lo largo del país en 1959, similar al MEMCH, que agrupaba a las mujeres adultas. A la edad de 19 años ingresó a las Juventudes Comunistas. Gustaba de coser, tejer y cocinar. En estas actividades era autodidacta y de mucha creatividad.

La costura y el tejido fueron incluso actividades económicas que ayudaron al presupuesto familiar.También gustaba de la lectura y la música. Tenía una hermosa voz y gustaba cantar tangos. Formó los "Clubes de Amigas",Organizó junto a otras muchachas el Primer Encuentro de Clubes de Amigas en el balneario El Tabo, donde participaron más de 70 jóvenes de distintas actividades, provenientes de distintos lugares del país.

En 1959 fue denominada para participar en el VII Festival Mundial de la Juventud que se realizó en Viena. Después del golpe militar de 1973 empezó a trabajar con los familiares de las personas que eran detenidas, para ir en su apoyo, visitando cárceles y estadios. Después de la detención de su esposo, ocurrida el 15 de diciembre de 1976, por agentes de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA), se incorporó a la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) y desde ese día no dejó de participar en las actividades de denuncia y en defensa de los derechos humanos. Con ocasión de la realización en nuestro país del Simposio Internacional por los Derechos Humanos, organizado por la iglesia católica en noviembre de 1978, intervino a nombre de todos los familiares de las víctimas en este encuentro de organismos internacionales.

Reelecta Presidenta de la Agrupación en 5 oportunidades. Formó parte del grupo que creó la Comisión Chilena de Derechos Humanos, quedando encargada de la formación de los Comités de Base de dicha Comisión. Fue parte de su directiva cuando ésta adquirió personalidad jurídica. Integró el Comité por la Vida, la Verdad y la Justicia, siendo elegida por varias etapas. Formó parte del Coordinador Nacional por los Derechos Humanos, realizando en plena dictadura dos Encuentros Nacionales, el Primero en Padre Hurtado y el Segundo en Talagante. Participó de la organización de la Feria por los Derechos Humanos en Villa Portales y de las primeras concentraciones públicas por los derechos humanos en Av. General Velásquez y en el Paradero 1 de Gran Avenida. También formó parte de la Asamblea de la Civilidad, de los llamamientos a Paros y Protestas Nacionales para recuperar la democracia. Formó parte, igualmente, de la organización Mujeres por la Vida.

En abril de 1987 fue recibida por su Santidad Juan Pablo II en su venida a Chile, entregándole un libro con los rostros de los detenidos desaparecidos. Encabezó la campaña por la anulación de la Ley de Amnistía donde se formó un Coordinador que programó la "Marcha Chile recorre Chile por la Verdad y la Justicia", compartiendo la responsabilidad de dar inicio a ésta desde la ciudad de Arica con el diputado Andrés Aylwin Azócar. En 1981 fue delegada del Primer Encuentro Latinoamericano de Familiares de Detenidos Desaparecidos realizado en Costa Rica, donde se dio inicio a la formación de la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos (FEDEFAM).

En 1988 integró el Comité Ejecutivo de FEDEFAM, siendo encargada de las Relaciones Internacionales, lo que le permitió representar a la Federación en Naciones Unidas, en la Comisión de Derechos Humanos, la Sub-Comisión para la Prevención y Discriminación en Ginebra, Suiza. Declaró ante el Grupo de Trabajo sobre desapariciones forzadas de personas en Nueva York, Estados Unidos. Fue invitada a participar como panelista en el Coloquio sobre Desaparición Forzada, en París, Francia, en enero de 1981. Intervino ante la Comisión Internacional Investigadora de los crímenes de la Junta Militar en Chile y en la Conferencia Internacional por la Democracia, en Bolonia, Italia, en 1987. Participó en el Coloquio Internacional de Derechos Humanos y Desaparecidos, en la Universidad Simón Fraser, de Vancouver, Canadá, en abril de 1989. Fue invitada a la Conferencia LASA de Washington, en Estados Unidos, en abril de 1991. Intervino en la tercera Conferencia Internacional Salud, Represión Política y Derechos Humanos, en Chile, en 1991.

Participó como panelista en diversas Universidades y Municipalidades de nuestro país. Al conmemorar la Comisión Internacional de Derechos Humanos 25 años de labor, fue la única oradora en el encuentro sostenido con otras organizaciones en la sede de la CEPAL, el 20 de agosto de 1994. El 9 de noviembre de 1995 intervino a nombre de los organismos de derechos humanos en la concentración convocada por la Central Unitaria de Trabajadores. Formó parte del Secretariado de la Sección Chilena de Amnistía Internacional. Secretaria de la Campaña para Creer en Chile, una vez conocido el Informe Rettig, campaña organizada desde el Ministerio Secretaría general de Gobierno. Formó parte del Directorio de la Fundación Memorial del Detenido Desaparecido y del Ejecutado Político.

Participó junto con Sting y otros artistas en los conciertos que Amnistía Internacional realizó en las ciudades de Mendoza y Santiago de Chile. Ha realizado giras por varios países del mundo, siendo recibida por gobiernos, ministerios de Relaciones Exteriores, parlamentarios, organismos internacionales de derechos Humanos, Parlamento Europeo, Unión Europea y, en Chile, por Felipe González, Edward Kennedy, Adolfo Pérez Esquivel, Joan Manuel Serrat, Jeanne Kirkpatrick y por el ex presidente de la República don Patricio Aylwin Azócar en varias oportunidades. En septiembre de 1997 declaró en el juicio que se lleva en España contra la Junta militar chilena, realizando una gira por Francia, Bélgica, Inglaterra, Alemania y Holanda. Participó activamente en los alegatos que se realizaron en Londres para lograr la extradición de Augusto Pinochet en España, declarando ante la Cámara de los Comunes.   

1.                  DISTINCIONES QUE LE FUERON OTORGADAS O RECONOCIDAS 

  • Ha sido distinguida por la Agrupación de Mujeres Democráticas.
  • Por el Foro Concepción Contigo Igual.
  • Recibió la distinción otorgada por la Comisión Nacional Pro derechos Juveniles (CODEJU), en septiembre de 1997.
  • En octubre de este año recibió la distinción Ciudadanía, otorgada por la Fundación IDEAS, junto al ex ministro de Obras Públicas, Ricardo Lagos y la ex diputada Mariana Aylwin Oyarzún.
  • Ha recibido a nombre de la Agrupación diversas distinciones, entre ellas:

          Premio Letelier-Moffit, en septiembre de 1979.

          Premio Servicio Paz y Justicia, en octubre de 1979.

          Premio Patricio Sobarzo, en 1985.

          Premio Derechos Humanos otorgado por la Comisión Chilena de Derechos Humanos.

                   Premio por la Vida, Rodrigo Rojas Denegri, en 1990.

                   Homenaje de la Central Unitaria de Trabajadores, octubre de 1990.

  • Galvano de reconocimiento otorgado por la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC), marzo de 1991.
  • Premio Derechos Humanos otorgado por el Partido por la Democracia (PPD), en 1992.  Premio Víctor Jara, otorgado por las Juventudes Comunistas de Chile, en 1992.
  • En noviembre de 1998 recibió de manos del abogado español Joan Garcés el Premio Internacional Alfonso Comin, en XV edición.  

Sola Sierra destacó desde muy joven en su preocupación por los demás. Y comprendió la importancia de la organización en la lucha por lograr demandas a favor de los más desprotegidos. Es su deseo de justicia social la que la lleva a organizar los Clubes de Amigas, primero y luego a trabajar en las Juventudes Comunistas y en el Partido Comunista.Son sus ansias de democracia, verdad y justicia la que la lleva a jugar un papel tan importante en las organizaciones de derechos humanos y en lucha contra la dictadura militar de Pinochet, banderas que mantuvo hasta el día de su muerte.

Ramona Parra

Ramona Parra, Nació el 28 de mayo de 1926. No se casó ni tuvo hijos. Su madre fue Aurelia Alarcón

Ramona Parra, Nació el 28 de mayo de 1926. No se casó ni tuvo hijos. Su madre fue Aurelia Alarcón  “En esos tiempos se estilaba que las mujeres se “mejoraran” en la casa, así es que el padre había contratado los servicios de una partera.

Esa noche, cuando doña Aurelia (madre de Ramona) empezó a sentir los dolores, su marido partió a buscar a la matrona. Estaba lloviendo. La calle era un barrial. La partera se negó. Desesperado el padre volvió a la casa y mandó a un tío a buscar un taxi. Nació la niña, el auto no llegaba. Doña Aurelia se desangraba. Ya como último recurso, el padre hizo una manda a San Ramón.

Le pondré Ramona a la niña, si llega el auto antes que la llama alcance esta marca – prometió haciendo una cruz en la vela que le prendió al santo.El auto apareció en el preciso instante en que el fuego llegaba a la marca. Por fin partieron, pero a la mitad del camino al taxi se le reventó un neumático.– Siga así no más – gritó el angustiado padre –, yo le pagaré todos los daños. Mi mujer necesita urgentemente atención médica.Alcanzaron a llegar al hospital y doña Aurelia se repuso.” (Reportaje de Claudia Lanzarotti en Revista Ramona, martes 19 de febrero de 1972, Año I, N° 18) Fallece el 28 de enero de 1946, en el último año del gobierno de Juan Antonio Ríos, la CTCH (Confederación de Trabajadores de Chile) convocó a un mitin en la Plaza Bulnes, a las 19 horas.

El gobierno estaba en manos de Alfredo Duhalde, terrateniente radical, por enfermedad del Presidente. Osvaldo de Castro, amo de la COSATAN (Compañía Salitrera de Tarapacá y Antofagasta), entraba a La Moneda como a su casa. Después de cada visita salían de la casa presidencial nuevas medidas represivas contra los obreros del salitres.El 17 de enero, en un campamento de la Oficina Mapocho, cuando las mujeres llegaron a la pulpería a comprar los alimentos acostumbrados se encontraron con una novedad: todo era más caro. La Compañía, provocativamente, estaba violando el acuerdo con el sindicato de vender los alimentos a un precio convenido. Las mujeres y los obreros decidieron por lo tanto no comprar.

El sindicato apoyó los reclamos y pidió una explicación a la Compañía. La COSATAN, sin embargo, no explicó nada, mantuvo los precios y expulsó a varios de los que protestaban. Todos los obreros de las oficinas Mapocho y Humberstone pararon en solidaridad con el campamento afectado. El 22 de enero el gobierno quitó la personalidad jurídica a los sindicatos en conflicto. Esta torpeza, que borraba de un plumazo las conquistas sociales obtenidas después de decenas de años , de lucha y sangre, levantó a Chile entero.Ese fue el motivo por el que se convocó la concentración, donde Ramona Parra Alarcón, de 19 años, encontraría la muerte, asesinada por la policía.” (Reportaje citado)“A las siete de la tarde la Plaza Bulnes estaba totalmente repleta por una muchedumbre de una 20 mil personas. El lugar autorizado por la Intendencia de Santiago se hizo estrecho (detrás del monumento a Bulnes). La gente empezó a pechar por ocupar el espacio ubicado delante del monumento, pero carabineros no aceptó.

El diputado comunista se acercó a carabineros para solicitar autorización y realizar el mitin delante del monumento. La respuesta fue un sablazo en su cabeza. Empezó el enfrentamiento con carabineros por unos cinco minutos. Luego un oficial dio la orden de disparar. Iris Figueroa quien fuera regidora por el Partido Comunista y que se encontraba frente al Ministerio de Defensa y al lado de Ramona señala: “Ella levantó la cabeza no se paró en el pasto, y empezó a gritar: – Asesinos… tales por cuales … nos matarán a nosotros, pedro vendrán muchos detrás… – Y después veo que le llega una bala. Lo que no recuerdo si en el ojo derecho o izquierdo, pero se lo voló así para afuera un poco. Esas fueron las últimas palabras de Ramona.”Junto a Ramona, en la Plaza Bulnes, cayeron otras 26 personas, pero oficialmente se informó de sólo 6 muertos. Ramona hizo sus primeros estudios en las Monjas Carmelitas y sintió vocación por lo hábitos.

La madre superiora le puso como condición para entrar al noviciado que primero debía estudiar en un colegio mixto, pololear, ir a fiestas y si después de esas experiencias seguía “sintiendo el llamado de Dios” que regresara.Luego ingresó al Instituto Superior de Comercio para estudiar Contabilidad.En 1945 entró a trabajar en Recalcine y continuó los estudios en cursos vespertinos. No alcanzó a titularse. El 15 de enero de 1944, Ramona, ingresó formalmente a las Juventudes Comunistas, junto a sus dos hermanas: Flor y Olga. Quienes conocieron a Ramona la describen como una muchacha hermosa, dulce, tierna, agradable, buena amiga, buena compañera. Inquieta y audaz en el cumplimiento de las tareas, brava en la lucha contra el fascismo, de una valentía extraordinaria expresión de su amor por los más humildes y sus ansias de justicia social. Fueron de su agrado las actividades propias de los jóvenes (las fiestas, el baile). Rebelde por naturaleza, en las Juventudes Comunistas trabajó en la Comisión de Propaganda de modo activo. Al ingresar a trabajar en Recalcine su interés fundamental era estar en la actividad con los trabajadores, en el sindicato. 

En vida no dejó obras que se pudieran señalar como no sea su lucha por la justicia social, pero a su muerte, en la década del 60 surgen las Brigadas Muralistas “Ramona Parra” en su homenaje y que han dejado un legado imperecedero de murales a lo largo de todo el país. Conocido es el aporte hecho a la cultura durante la campaña de Salvador Allende en 1970 y su gobierno interrumpido por el golpe militar del 11 de septiembre de 1973. La actividad de las Brigadas Muralistas ha trascendido nuestras fronteras, han expuesto su arte en varios países del mundo, incluido París, Francia Siendo muy joven Ramona Parra abrazó la causa de la justicia social, la causa de la transformación de la sociedad por una más justa y libre y al adquirir ese compromiso lo hace con una entrega total. Su hermana Olga la recuerda diciendo: “Quizá algún día me case. Pero por el momento tomé ya un compromiso”. 

Esa entrega y decisión la expresó en cada actividad juvenil en la que participó y en el sindicato, junto a los trabajadores del Sindicato de Recalcine junto a los cuales trabajó. Ramona está presente en el Mural de Mopocho (destruido por la dictadura), en cada muro rayado con consignas de la Jota, a la vuelta de cada esquina, en todo lugar por donde haya pasado la BRP,y en cada actividad de la juventud chilena.

Gladys Marin Millie

LUCHADORA INCANSABLE POR LA DEMOCRACIA Y LA JUSTICIA SOCIAL Gladys Marín Millie, nació en la Ciudad de Curepto,  Región del Maule, allí vivió junto a sus padres, Adriana Millie, profesora, Heraclio Marín, campesino y a sus tres hermanas.

La familia se trasladó luego a Talagante donde asistió a la escuela primaria y participó activamente en movimientos juveniles cristianos, llegando a ser presidenta de la Acción Católica de Talagante. 

Estudió primero en el Liceo 5 de Niñas de Santiago y luego comenzó su formación como profesora en la Escuela Normal N°2, incorporándose a las actividades de la Federación de Estudiantes Normalistas.  Su innata y temprana preocupación por los problemas sociales que enfrentan los sectores más humildes de la población la llevan a ingresar a las Juventudes Comunistas en 1957.

Ese mismo año fue elegida Presidenta de la Federación de Estudiantes Normalistas, se pone a la cabeza de la lucha estudiantil por modificar los vetustos criterios pedagógicos de las Escuelas Normales y recibió su título de Maestra. 

Su actividad profesional la ejerce hasta 1964 en la Escuela N° 130 para niños con deficiencias mentales. Llegó a ser dirigenta de la Unión de Profesores de Chile Gladys cumplió diversas responsabilidades en la organización de los jóvenes comunistas hasta llegar a ser electa Secretaria General en la VII Conferencia de las JJ.CC. realizada en 1963.  En esa época las Juventudes Comunistas trabajaban por convertirse en un destacamento de masas, que vibrara con las inquietudes juveniles.

El Partido Comunista venía saliendo de 10 años de ilegalidad producto de la “Ley de Defensa de la Democracia”, más conocida como “Ley Maldita”, que fuera impuesta por Gabriel González Videla. Intensa es la actividad de Gladys con los pobladores de los sectores más humildes del Gran Santiago. Con decisión participa en tomas de terrenos que dieron lugar a poblaciones como La Victoria, Herminda de La Victoria, Pablo Neruda y otras. En medio de estas luchas conoce al Ingeniero Jorge Muñoz Poutays con quien se casa y tiene dos hijos: Rodrigo, médico y Alvaro, profesor de educación física. 

En 1963, en representación de las Juventudes Comunistas integra el Comando Juvenil de Salvador Allende, que impulsa múltiples iniciativas a favor de la candidatura presidencial de la izquierda tales como, como la construcción de parques infantiles en muchas ciudades del país, canchas deportivas, lugares para pasear o bailar. Se organizaron las primera brigadas de muralistas, antecedente inmediato de lo que más tarde serían las Brigadas Ramona Parra.

El año 1965, es elegida Diputada por el segundo distrito de Santiago, el  que en ese entonces comprendía las comunas de Renca, Conchalí, Recoleta, Independencia, Colina, Til Til, Talagante, Curacaví, Quinta Normal y Barrancas, todas de clara composición obrera. Fue la Diputada más joven del Parlamento. Es reelegida con una alta votación en 1969 y 1973. Su mandato fue interrumpido por el golpe militar de 1973. Gladys, a la cabeza de las Juventudes Comunistas, desarrolla un fuerte movimiento estudiantil bajo la consigna de la Reforma Universitaria. Es también el tiempo de la solidaridad con Vietnam y la movilización solidaria alcanzó enormes proporciones.

Una cantidad importante de jóvenes adquiere, al calor de ella, una fuerte conciencia anti imperialista. Donación de sangre, recolección de dinero para un hospital en Vietnam, realización de marchas por Vietnam desde Valparaíso a Santiago en 1967 y 1969, fueron todas actividades que encontraron respuestas masivas entre los jóvenes chilenos. Cuando se consolida la Unidad Popular, y Salvador Allende es proclamado como su abanderado presidencial logrando el triunfo el 04 de septiembre de 1970, la juventud chilena se convierte en protagonista de su tiempo.  

Surgen las Brigadas de Trabajo Voluntario comprometidas en tareas de la producción como la construcción de canales de regadío, de balnearios populares, la distribución de productos de primera necesidad. En este período tiene lugar la gran marcha de Arica a Magallanes contra el fascismo y contra la guerra civil. El golpe militar de 1973 obliga a Gladys a pasar a la clandestinidad. Su nombre figura en el Bando Nº 10 de la Junta Militar entre las 100 personas más buscadas por la dictadura. Por decisión del Partido, y en contra de su voluntad, debe asilarse en la embajada de Holanda en Santiago donde permaneció 8 meses debido a que la  Junta le negaba el salvoconducto.  

Ya en el exilio su intensa actividad no cesa, asume las tareas de la solidaridad con la causa chilena. Recorre numerosos países denunciando los crímenes que en Chile comete la dictadura. En febrero de 1975 testifica ante la III Sesión de la Comisión Internacional de Investigación de los crímenes de la Junta Militar en Chile, en México. Su esposo, Jorge Muñoz, quien era miembro de la Comisión Política del Partido en la clandestinidad, es detenido por la DINA el 4 de mayo de 1976. Gladys conoce la noticia mientras se encuentra en Costa Rica, en actividades de solidaridad con Chile. Hasta el día de hoy no se conoce su paradero. 

En 1977 Gladys regresa clandestinamente al país y encabeza el trabajo de dirección en el interior hasta la vuelta a la actividad legal del Partido. En el XX Congreso del Partido Comunista, realizado en el año 1994, Gladys es elegida Secretaria General. Desde que el Partido Comunista conquista de hecho su legalidad, Gladys intensifica su lucha por Verdad, Justicia y Castigo a los culpables de las violaciones de los derechos humanos cometidas por la dictadura. En el año 1996 Pinochet se querella en su contra por "injurias y calumnias" y la envía a la cárcel. Recupera su libertad gracias a la lucha solidaria de los trabajadores y del pueblo chileno y de todos los pueblos del mundo. En 1977 es candidata a senadora por la circunscripción senatorial poniente de Santiago, obtiene la octava mayoría nacional y no es electa Senadora debido al antidemocrático sistema binominal imperante que apunta a evitar que las fuerzas de izquierda tengan representación parlamentaria. 

El 12 de enero de 1998 presentó la Primera Querella criminal contra Pinochet que ha permitido juzgarlo en Chile en medio de los acuerdos de impunidad que pactó con la concertación. Posteriormente se han sumado más de 300 querellas que reclaman verdad y justicia para las víctimas de la dictadura pinochetista. En el marco de esta querella el Ministro en Visita, Juez Juan Guzmán, ha dictado 9 procesamientos por el caso de Calle Conferencia. Este mismo año testifica ante el Juez Baltasar Garzón que en España lleva el juicio contra Pinochet, por el cual fue detenido en Londres. En junio de 1998 Gladys es proclamada candidata a la Presidencia de la República, candidatura que se plantea como objetivo principal instalar en nuestro país una fuerza y un proyecto alternativo al sistema; se trata de crear, de organizar, de consolidar un movimiento social y político por los cambios de fondo que Chile requiere. 

En el XXII Congreso del Partido Comunista, celebrado en octubre-noviembre de 2002, Gladys es elegida Presidenta del Partido. El 15 de Julio de 2003 Gladys presentó una petición de desafuero por Pinochet, por la responsabilidad directa que tiene en los hechos de la Calle Conferencia de mayo de 1976 cuando fueron secuestrados y desaparecidos 12 miembros de la dirección del Partido Comunista. Luchó sin desmayo en la construcción de un movimiento de izquierda alternativo al neoliberalismo con un proyecto de desarrollo nacional propio que signifique democracia real y justicia social para el pueblo chileno; fue una activa participante en las luchas de los movimientos políticos y sociales antineoliberales y en los procesos de construcción de la unidad de los pueblos de América Latina participando en diversos encuentros y foros internacionales: Porto Alegre, México, Venezuela, España, Argentina, Uruguay, Estados Unidos, Libia y Cuba entre otros. 

En septiembre de 2003 participa en los innumerables actos de conmemoración de los 30 años del golpe fascista de Pinochet y el 11 de septiembre interviene en el primer Acto de Homenaje a Salvador Allende realizado por el pueblo en la Plaza de La Constitución después del golpe militar. El 12 de marzo de 2004 el Gobierno de Cuba la otorga la Orden Nacional José Martí y el 27 de ese mismo mes, en un acto de homenaje realizado en la Estación Mapocho, el Comandante Daniel Ortega le entrega la Orden Augusto César Sandino a nombre del Frente Sandinista de Liberación Nacional. La Juventud Comunista de Chile le otorga la Medalla de Honor “Ricardo Fonseca” el 5 de septiembre de 2004 y el Comité Central del Partido le entrega la Medalla “Luis Emilio Recabarren” en el Acto de Homenaje que se le realizó en la Fiesta de los Abrazos de Enero de 2005. 

Un grupo numeroso de organizaciones sociales propuso a Gladys como una de las cuatro chilenas que integran el Grupo de Mil Mujeres del Mundo que postulan al Premio Nobel de la Paz 2005. Gladys Marín Millie fallece el domingo 6 de marzo de 2005. Cientos de miles de chilenos y chilenas le rindieron homenaje en el Salón de Honor del Ex Congreso Nacional en representación de los trabajadores, pobladores, profesionales, jóvenes, mujeres, artistas e intelectuales de todo el país. Delegaciones extranjeras trajeron el saludo, las condolencias y la solidaridad de los pueblos hermanos de Latinoamérica y del mundo.  El martes 8 de marzo un millón de personas la acompañaron en su última marcha reafirmando con ello un compromiso con los principios de libertad, democracia y justicia social a los cuales Gladys entregó su vida. El pueblo le rindió el homenaje más grande que conoce la historia de nuestros tiempos y al decir de Ricardo Alarcón, Presidente de la Asamblea Popular de Cuba, Gladys fue “comunista ejemplar, supo erguirse más allá de banderas y consignas hasta convertirse en ejemplo de todos los que creen y luchan por un mundo mejor”. 

Santiago, Marzo de 2005

Pancho Villa

Su lucha por la clase obrera. Sus alianzas y su lucha por un mundo con igualdades. Su nombre real fue Doroteo Arango Arámbula. Fue un campesino pobre y con escasa formación. Conocido en el mundo como Pancho Villa luchó por la clase obrera que era brutalmente tratada. En determinado momento de su vida se alió a Emiliano Zapata por la misma causa, pelear por los derechos de los que menos tenían a favor de los campesinos.

Nació en San Juan del Río, Durango, el 5 de junio 1878. Sus padres fueron Agustín de Arango y Micaela Quiñones Arámburu. Fue un campesino pobre y con escasa formación.  

En el año 1894 comenzó a trabajar en una hacienda de la familia López Negrete. Pero al poco tiempo tuvo que huir, convirtiéndose en fugitivo de la ley, debido a que por defender a su hermana que había sido violada asesinó al dueño de la hacienda. Huyó y se refugió en una sierra, donde fue rescatado por una grupo de bandidos, encabezado por un hombre llamado Francisco Villa. Doroteo se alió a esta banda logrando alcanzar la confianza de su jefe. Por lo que cuando éste fue herido de bala, estando agonizando nombró a Doroteo Arango como su seguidor al mando. Fue a partir de entonces que cambió su nombre por el de Francisco Villa. De a poco empezó con sus hombres una causa en defensa de la clase obrera que era fuertemente explotada.  

En 1910 Pancho Villa se unió a Madero, quien lo nombró brigadier. Combatió bajo las órdenes de Victoriano Huerta, quien lo acusó de insubordinación. Un año más tarde, apoyado por los Estados Unidos, colaboró en el derrocamiento del Ejército Federal de Porfirio Díaz. Luego formó su propio ejército en el norte de México, con el cual contribuyó al triunfo del movimiento revolucionario.

En 1912 fue encarcelado, pero consiguió escapar a los Estados Unidos. Luego del asesinato de Madero pudo regresar a México formando un nuevo ejército revolucionario, la División del Norte (1913). Con éste apoyó la lucha de Venustiano Carranza y Emiliano Zapata contra Huerta, quien se había erigido dictador. Luego de juntos haber derrocado a éste en 1914, Villa y Zapata fueron defraudados por Carranza por lo que decidieron pelear contra él.  Carranza huyó a Veracruz para poder desde allí organizar un contraataque, por lo que se hizo de un gran aliado, un estratega militar llamado Álvaro Obregón, éste logró derrotar a la División del Norte en la famosa Batalla de Celaya. Carranza se consolidó en el poder, logrando el reconocimiento oficial de su gobierno por los Estados Unidos.  

En 1916, para poder demostrar que éste no controlaba el país, y por sentirse defraudado por los Estados Unidos que ya no le prestaba apoyo, Pancho Villa atacó con sus tropas el territorio estadounidense de Nuevo México y asesinó a 16 ciudadanos de aquel país. El presidente de EE. UU., Wilson, envió un ejército comandado por el general Pershing al norte de México para acabar con Pancho Villa, éste que conocía muy bien el terreno y que además recibía el apoyo de la población campesina, estuvo oculto durante cuatro años.  

Carranza cayó en 1920 y fue el nuevo presidente, Adolfo de la Huerta, quien le ofreció a Pancho Villa una amnistía a cambio de terminar con su política, éste aceptó pero murió tres años después, durante la presidencia de Obregón, asesinado en su rancho por motivos políticos.

Miguel Hidalgo y Costilla

Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mondarte Villaseñor, insurgente y religioso mexicano, (1753-1811). Más conocido como Miguel Hidalgo y Costilla, Cura Hidalgo o Padre de la Patria (mexicana), es considerado el iniciador de la Independencia de México.

Nace en la hacienda de Corralejo, de la jurisdicción de Pénjamo, Guanajuato el 8 de mayo de 1753. A los 12 años se marcha a Valladolid a estudiar con los jesuitas, pero al ser estos expulsados del Reino Español en 1767 ingresa al Colegio de San Nicolás, en la misma población, donde estudia teología, filosofía y artes. Sus compañeros lo apodan El Zorro por su sagacidad y astucia. Además del latín, francés e italiano aprende el náhuatl, el otomí y el purépecha (tarasco). 

Recibe las órdenes sacerdotales a los 25 años. A los 37 años, en 1790, es nombrado rector del Colegio de San Nicolás y se dedica con ahínco al estudio de las teorías liberales que revolucionan Europa: Voltaire, Fleury, Leblanch, Serry, Rolin, Diderot, Bossuet, Buffon, Rousseau, D'Alembert, Clavijero y Cano. Por presiones de los altos jerarcas de la Iglesia es separado de su cargo y enviado a los curatos de Colima, San Felipe Torres Mochas y Dolores (ambos en Guanajuato). Instruye y capacita a los indígenas, les enseña apicultura, el cultivo de la vid y la crianza del gusano de seda, establece un taller de cerámica y una fábrica de ladrillos, organiza una curtiduría de pieles y una orquesta. 

De carácter afable y generoso es muy popular entre la feligresía, por lo que es invitado por Allende a encabezar el movimiento de independencia. Al ser descubierta la conspiración arenga a los feligreses en la puerta de la parroquia de Dolores, el 16 de septiembre de 1810 libera a los presos y se lanza a la lucha llevando un estandarte de la Virgen de Guadalupe que toma del templo de Atotonilco. Su consigna es: ¡Viva la Independencia! ¡Viva la Virgen de Guadalupe! ¡Muera el mal gobierno! Al mando de 300 hombres desorganizados y mal armados avanza hasta llegar a Celaya que no opone resistencia. En pocos días su tropa ya constaba de más de 30 mil hombres, mujeres y niños. El 28 de septiembre entra a Guanajuato exigiendo la rendición de los realistas que se habían parapetado con víveres y armamento en la Alhóndiga de Granaditas. Los rebeldes logran tomarla y asesinan a sus defensores, entre ellos al intendente Riaño, viejo amigo de Hidalgo.

Establece una Casa de Moneda y manda fundir los cañones antes de marcharse a Valladolid con 15 mil hombres, ahí decreta la abolición de la esclavitud e invita a los curas de las poblaciones cercanas a unirse a la causa. Con casi 80 mil tropas desorganizadas resuelve tomar por sorpresa la Ciudad de México . El primer triunfo tuvo lugar en Batalla del Monte de las Cruces pero aunque los realistas son masacrados, también el ejército insurgente sufrió muchas bajas. Por causas no completamente claras, Hidalgo desiste de su intento de apoderarse de la capital y a pesar de la inconformidad de Ignacio Allende marcha a Querétaro.

En Aculco sufre una sonada derrota en y decide ir a Guadalajara, en poder del sacerdote insurgente José Antonio "El Amo" Torres. En Celaya fusila a varios delatores y continúa a la Nueva Galicia (Jalisco). Al abandonar Guanajuato los realistas pasan por las armas a los que habían apoyado la rebelión. En represalia Hidalgo ejecuta a todos los prisioneros de guerra españoles. En diciembre de 1810 es declarado hereje, apóstata y cismático. Ante la posible ofensiva de los realistas deja a Guadalajara y opone resistencia en Puente de Calderón. En su segunda gran derrota. Se dirige a Aguascalientes con el fin de establecer ahí su gobierno, en enero de 1811. 

Anecdotario

§       Miguel Hidalgo fue bautizado en Cuitzeo de los Naranjos el día 16 de mayo de 1753. Tuvo tres hermanos. En su juventud organizó una banda de música, representó algunas obras de teatro y era conocido entre sus amistades como el zorro por su perspicacia.

§       Tuvo cinco hijos a lo largo de su vida: Agustina, Mariano Lino, María, Micaela y Joaquín.  

§       En la ceremonia de degradación eclesiástica la Inquisición le cortó las yemas de sus dedos y la superficie de sus manos.

§       Excomunión y pena de muerte para Miguel Hidalgo. Por profesar y divulgar ideas exóticas: partidario de la Revolución Democrática Francesa. Por disolución social: al pretender independizar a México, del imperio Español. En consecuencia, por traidor a la Patria.  

§      El día de su fusilamiento  30 de Julio 1811, pidió que no le vendaran los ojos ni le dispararan por la espalda (como era la usanza al fusilar a los traidores). Pidió que le dispararan a su mano derecha, que puso en el corazón. Hubieron de ser necesarias dos descargas de fusilería y el tiro de gracia para acabar con su vida, tras lo cual un comandante tarahumara, de apellido Salcedo, le cortó la cabeza de un solo tajo con un machete, para recibir una bonificación de veinte pesos.

§       Sus restos fueron llevados a la capital con grandes honores tras la instalación de la Primera República en 1824. Actualmente descansa en la célebre Columna de la Independencia.

§       En su honor el Estado mexicano de Hidalgo, varias ciudades y muchas calles o avenidas de las poblaciones de México llevan su nombre.

Emiliano Zapata

Nacionalidad: México,

San Miguel de Anenecuilco 8-8-1880 – Chinameca 10-4-1919. Nacido en San Miguel de Anenecuilco, Morelos, en el seno de una familia campesina, trabajó como aparcero.

En 1906 formó parte de la Junta de Cuatla, en la que se reivindicaban para sus trabajadores las tierras comunales de los campesinos indios de Morelos, violentamente reprimida por el gobierno.  Hijo de granjeros, de piel tostada y gran jinete, dirigió un movimiento de ocupación de tierras, formado por granjeros vestidos con camisa y pantalón blancos que, al grito de "tierra y libertad", entraban en las haciendas defendidas por los terratenientes. Tras conseguir su rendición, eran expropiadas y repartidas entre los campesinos que las trabajaban.  

Al destacarse como líder, se vio obligado a refugiarse en la sierra durante la represión. Reaparece en 1909, al ser proclamado presidente de la Junta de Defensa de las tierras de Ayala, comenzando así su actividad revolucionaria. En marzo de 1911 se incorpora al movimiento guerrillero de Madero, adhiriéndose al Plan de San Luis Potosí en contra del dictador Porfirio Díaz.  Su ascendiente y proyección política le hacen ser encargado de la organización del movimiento revolucionario en el sur de México, siendo nombrado primero jefe supremo del movimiento revolucionario en la región meridional y después jefe maderista de Morelos. Tras acceder al poder Madero, se enfrentó con este por la lentitud o desatención a la reforma agraria objetivo de la Revolución.

Así, en noviembre de 1911 creó el Plan de Ayala, programa revolucionario que abogaba por la devolución de las tierras a la población indígena y por la implantación de una verdadera reforma agraria. Su defensa de la revolución agrarista le enemistó también con Carranza.  El ataque de Victoriano Huerta contra el gobierno de Madero, al que hace asesinar, empuja a Zapata a unirse a las tropas constitucionales en 1913. Un año más tarde, junto con Pancho Villa y Orozco, celebran la Convención de Aguascalientes, rechazada por Carranza, en la que se decide ocupar la capital mexicana con las fuerzas convencionalistas (1914).  

La fuerza de las tropas zapatistas les llevará a ocupar la capital en dos ocasiones más, controlando la mitad del territorio mexicano. Sin embargo, el fuerte contraataque del presidente Carranza y la derrota que le inflinge Álvaro Obregón le obligarán a retirarse a Morelos e instalar su cuartel general en Tlaltizapan, conservando la implantación del movimiento revolucionario en el sur de México. Desde su retiro, se enfrentó siempre a las medidas de Carranza, defendiendo la implantación de una auténtica reforma agraria que eliminara el desigual reparto de la tierra y considerara los derechos indígenas, modelo de reforma implantado por Zapata en Tlaltizapan.  

También en esta ciudad creó una red de escuelas y servicios públicos. La acusación de Zapata contra su antiguo compañero revolucionario, Carranza, la reflejó en una carta abierta de 1919 dirigida al "Ciudadano Carranza", en la que le acusa de haber "aprovechado la lucha en su propio beneficio y en el de sus amigos que le ayudaron. Luego, compartió usted el botín, riquezas, negocios, banquetes, fiestas suntuosas, bacanales, orgías". Y sigue: "Nunca se le ocurrió pensar que la Revolución se hizo para beneficiar a las grandes masas, a las legiones de oprimidos a quienes usted estimuló con sus arengas". En respuesta, Carranza urdió un plan para asesinar a Zapata.  

En 1919 fue convocado a una entrevista política en la que un oficial federal, Jesús Guajardo, le ofrecía tropas y apoyo a su campaña, citándole en una hacienda situada en territorio dominado por el propio general revolucionario. Según narra uno de los testigos, uno de los soldados, al llegar a la entrada, "a quemarropa, sin darle siquiera tiempo para sacar sus pistolas, los soldados que presentaban armas dispararon dos salvas, y nuestro inolvidable general Zapata cayó para no volver a levantarse nunca".

Con Zapata, a los 39 años de edad, muere el más firme defensor de los derechos de los indios mexicanos y de la reforma agraria. Su figura se proyecta hasta la actualidad, en que está vigente un movimiento de reivindicación de los derechos indígenas encabezado por el denominado Ejército Zapatista de Liberación Nacional, en el sureño estado de Chiapas.