Archivos de la categoría Noticias

EN RECUERDO A LOS 42 AÑOS DE LA PARTIDA DE NUESTRO PREMIO NOBEL, POETA Y COMPAÑERO PABLO NERUDA

Ha comenzado a retirarse el mes de “Septiembre”. Es el mes de la patria en Chile, el mes del terremoto, la bandera, los volantines, el mes de la chicha en cacho, las empanadas, la cueca en las ramadas, de las polleras vistosas de las chinas y las espuelas de plata de los huasos. Es el mes de la alegría nos han dicho, de los jardines floridos de la patria. Pero en este año no hay banderas ni cometas, ni pañuelos de colores, ni caballitos de dulces, todo es luto y desolación en las calles, plazas, los campos y poblaciones donde vivíamos. Lágrimas calladas de furias contenidas en muchos de nosotros. Nuestro compañero de sueños, el presidente Salvador Allende ha sido traicionado y asesinado en la Moneda…

Sigue leyendo EN RECUERDO A LOS 42 AÑOS DE LA PARTIDA DE NUESTRO PREMIO NOBEL, POETA Y COMPAÑERO PABLO NERUDA

EL CONCEPTO DE CALIDAD Y SU UTILIZACIÓN SEGÚN MODELO ECONÓMICO

El concepto “calidad” en la educación, depende de la concepción ideológica del curriculum, de su naturaleza, de los ideales y fines como proyecto de sociedad; de las personas, de niños y jóvenes, de mujer, de hombre; de fines políticos y económicos en que se desea formar y desarrollar en el modelo educacional para una sociedad históricamente establecida. Esto debe ocurrir en esta etapa de la Reforma educacional.

Sigue leyendo EL CONCEPTO DE CALIDAD Y SU UTILIZACIÓN SEGÚN MODELO ECONÓMICO

Diario Red Digital


UN NUEVO PIÑERISMO: MAS QUE REFORMA, RECAUCHAJE; Y EN LUGAR DE TRIBUTARIA, CARA PARA ALCANCIA.

Francisco Herreros

Tal como se esperaba, la tan traída y llevada reforma tributaria propiciada por el Gobierno, no da ni para recauchaje. Es decir, es posible que consiga el objetivo de recaudar entre 700 y mil millones de dólares por año. Pero, cuando permanece abierta la brecha tributaria por donde que las transnacionales del cobre repatrian, en promedio, 25 mil millones de dólares pòr año, esa mayor recaudación por vía esta reforma de alcancía, es francamente irrelevante. Aumentar en 3% de impuestos a las empresas, sin cerrar la otra brecha, consistente en que sus propietarios pueden imputarlo como crédito para su tributación personal, es dejar intocada la injusta estructura tributaria chilena. Y si se quería favorecer a las personas, bastaba con rebajar el IVA al 15%, o establecer un IVA diferenciado, rebajado en los productos de consumo básico. 

En su mensaje al país, Piñera relacionó la reforma tributaria con la reforma al sistema de financiamiento a la educación, en el sentido de que el cien por ciento de la primera se utilizará para financiar la segunda.

Esto de por sí está señalando el estrecho alcance de lo que se promociona como reforma tributaria, y que no es más que un reacomodo de los componentes de la estructura tributaria, dejándola inmodificada en sus aspectos sustanciales, con el fin de cumplir un fin específico y acotado.

 Por lejos, la principal medida consiste en el aumento del 17 al 20% el impuesto permanente a las utilidades de las empresas. Piñera agregó que, adicionalmente, "se corregirán o eliminarán una serie de franquicias tributarias o distorsiones que reducen la recaudación y que no se justifican". 

 Si entre esas medidas correctivas no está cerrar la brecha tributaria que permite que los impuestos a las empresas pueden ser imputados como créditos a la tributación personal de sus propietarios y accionistas, la reforma no sería ya un cambio puramente cosmético, sino una burla para los chilenos.  En consecuencia, y una vez más tratándose de anuncios de este Gobierno, habrá que estar atentos a la letra chica.

 Tampoco aparece ninguna medida orientada a mejorar la calidad de la fiscalización al sector de la Gran Empresa, incluyendo naturalmente a las transnacionales del cobre, que probadamente subfacturas, maquillan balances y no dejan herramienta de elusión tributaria permitida por la ley, con el fin de reducir su carga tributaria.

 La segunda medida se enmarca dentro de la obsesión neoliberal de rebajar la tributación de las personas. Al inmensa mayoría de los chilenos, vale decir, al 88% que gana menos de 540 mil pesos al mes, esta medida le es del todo irrelevante, puesto que está exenta del impuesto a la renta. Piñera agregó que estas rebajas fluctuarán entre el 10 y el 15%, "correspondiendo, naturalmente, la mayor rebaja a los grupos de menores ingresos".

 Veamos que significa esto en cifras, a la luz de los datos del Servicio de Impuestos Internos para la Operación Renta 2011.

 En ella, seis millones 665 mil 459 contribuyentes, esto es un 81,15% %, quedaron exentos del impuesto personal consolidado, esto es, contribuyentes de global complementario más contribuyentes del impuesto único de segunda categoría, conocido como impuesto a la renta, pues ganaron menos de 13,5 Unidades Tributarias Anuales. Si se considera que el promedio de la UTA de 2011 fue de $ 459.447, se obtiene que el 81,15% de los chilenos sujetos a tributación ganó menos de $516.877,875 al mes, cifra estimada en promedio.

 Para estos contribuyentes, la rebaja impositiva anunciada por Piñera les es por completo indiferente.

 Luego, 1.005.822 contribuyentes, equivalentes al 12,25%, ganó entre 13,5 y 30 UTA, es decir, entre $516.877,875 y $1.148.617,5 mensuales,  y por tanto pagó un 5% de impuestos.

 Un 3,44% de los contribuyentes, vale decir, 282.596, percibió entre 30 y 50 UTA, esto es, entre $1.148.617,5 y $1.914.362,5 al mes, y pagó un 10% de impuestos personales.

 Un total de 117.677 contribuyentes, equivalentes al 1,43%, obtuvo entre 50 y 70 UTA, es decir, entre 1.914.362,5 y $2.680.107,5 mesuales, por los que pagó un 15% de impuestos.

 El  0,73%     de los contribuyentes, o sea 59.689, percibió rentas mensuales de entre 70 y 90 UTA, esto es, entre $2.680.107,5 y $3.445.852,5, y pagó una tasa impositiva marginal del 25%.

 El 0,54% de los contribuyentes, esto es, 44.429, pagaron una tasa marginal de del 32%, por declarar ingresos entre 90 y 120 UTA, vale decir, entre $3.445.852,5 y $4.594.470 mensuales.

 El 0,21% de los contribuyentes, es decir, 17.031, pagó una tasa marginal del 37%, por declarar ingresos de entre 120 y 150 UTA, o sea, entre $4.594.470 y $5.743.087,5 mensuales.

 Finalmente, 20.889 contribuyentes, es decir, los súper millonarios del país, equivalentes al 0,25% del total, pagaron 40% de tasa marginal de impuesto a la renta, por percibir ingresos mayores a $5.743.087,5 mensuales.

 Este ejercicio con cifras promedio obtenidas de la base de datos estadísticos del Servicio de Impuestos Internos, muestra simultáneamente la radical inequidad del ingreso de los chilenos. Sin embargo, la reforma de alcancía propuesta por Piñera no sólo no la corrije, objetivo de cualquier reforma en serio, sino que acentúa el sesgo de inequidad en los ingresos de los chilenos, pues reduce el impuesto, entre un 10 y un 15% a las 142.038 personas de mayores ingresos del país, equivalentes al 1,73% de los contribuyentes totales.

 Desde esta perspectiva, se puede afirmar sin temor a la exageración, que antes que a una reforma, el anuncio de Piñera corresponde a la  profundización del modelo neoliberal en cuanto a reducir la carga tributaria de los sectores de mayores ingresos, a pretexto de la pretendida reforma. 

Este objetivo se ve reforzado con la medida de descontar de impuestos hasta el 50% del gasto en educación, para las "familias de clase media". ¿Con qué rasero define familias de clase media el Señor Presidente?

 El 88,46% de los contribuyentes no tendrá descuentos en la educación de sus hijos, por la sencilla razón de que están exentos.

 ¿Se va entendiendo la figura?.

 La tercera medida en importancia, apunta a reducir del 0,6 al 02% el impuesto de timbres y estampillas, aparentemente el único impuesto que el consenso binominal deja librado al espacio de maniobra de los gobiernos. Y, claro, algún alivio, aunque marginal puede significar para las 390 mil pequeñas y medianas empresas del sector mipyme. Pero desde el punto de vista de la recaudación tributaria su impacto, más que marginal, es irrelevante.

 Nuevamente con datos del Servicio de Impuestos Internos, se obtiene que el impuesto a los actos jurídicos, categoría que incluye al impuesto de timbres y estampillas, recaudó en 2010, $200.283.000.000, equivalentes al 1,1% del total de impuestos recaudados en dicho año, por todos los conceptos.

 A contramano, ese mismo año, el Impuesto al Valor Agregado recaudó $8.300.220.000.000, equivalentes al 47,2% de la recaudación total de ese año. ¿Se puede llamar reforma a un anuncio que deja inmodificado el principal factor de inequidad de la injusta estructura tributaria chilena?

 Hasta la OCDE está recomendando rebajar la tributación indirecta, por su efecto altamente regresivo. Pero para los neoliberales chilenos, habitualmente tan atentos a las señales que vienen de los poderes centrales, en esta materia perfieren hacerse los lesos y silbar para el techo, porque encuentran de lo más cómodo que la mayor carga tributaria del sistema impositivo chileno, sea solventada por los sectores de menores ingresos.

 El Presidente anunció también que esta "reforma" incorpora los llamados impuestos verdes, a "aquellos bienes cuya disposición final afecta negativamente el medio ambiente y la calidad de vida de la gente e incorpora subsidios verdes, para fomentar el reciclaje de estos productos".

 Todo lo que vaya en dirección a que el sector de la Gran Empresa pague por las externalidades negativas que aquí en Chile les salen gratis, constituyéndose en un subsidio distorsionador, por principio debería ser positiva. Pero como el anuncio de Piñera no entró en detalles, habrá que esperar la letra chica.

 En lugar de eliminar el impuesto específico a los combustibles, como hasta parlamentarios de derecha le solitcitaron, el Gobierno optó por un mecanismo de impuestos variables, de forma tal que cuando el precio de los combustibles sea alto, los impuestos bajen, y viciversa. Por tanto, en el balance neto, la carga tributaria queda donde mismo. Una medida más efectista que efectiva, lo que se demuestra con la mala conciencia con que queda el Gobierno, reflejada en el bono a taxistas y transportistas escolares, con un impacto fiscal menos que marginal.

 Finalmente, y aparte de su caracter casi anecdótico, el incremento al impuesto a los licores de mayor graduación de alcohol generó variadas reflexiones, preñadas de ese humor negro que parece ser una marca registrada nacional:

 A los Taxistas les darán Bono para Bencina por mucho consumo; y a Nosotros nos darán Bono para Copete?

Aylen Bastias ‏ @AylenMahli

"Compre su promo y estará ayudando a la causa estudiantil" Slogan de alguna marca.

Chago Murray ‏ @soyshuerloco

jajajajajajaja, pobres de mis compañeros, creo que ya están en eso, se fueron a comprar javas de copete para reservar

Andrés ‏ @Nachotumadre

Si a Piñera le importara de verdad el alcoholismo, tendría a su hermano en tratamiento.

ßetO ‏ @365Diaz

Van a estar criticando la propuesta del gob. y lo único que captaron, fue que le subirán el impuesto al copete!JAJAJAJA

 Sebastián A.P. ‏ @MrMikeMobitec

Que hay que hacer pa postular a la beca del copete que anunció el presi?? tengo algunas dudas.

Sr. Guarro ‏ @pansho_LOVG

 

 Mejor tomárselo con humor, porque de verdad, la "reforma" tributaria de Piñera constituye una tomadura de pelo a los chilenos, sin perjuicio de los ríos de tinta e interminables minutos de radio y televisión que insumirá el insustancial debate que se avecina.

 

 

RIQUEZAS NACIONALES

     AHORA LE TOCA AL LITIO

  Julian Alcayaga

Diario Reddigital

 La Concertación entregó el cobre y hace poco el petróleo. Ahora la derecha se dispone a entregar el litio. Ambas coaliciones han hecho esto en nombre del desarrollo y el bien del país, pero todos los chilenos tenemos la capacidad para deducir, que la única motivación de estas entregas son los cochinos y devaluados dólares, para lo cual no trepidan en actuar al filo de la legalidad vigente.

 

Tanto el petróleo como el litio no pueden ser objeto de concesión minera, porque así lo establece la Ley 18.097, Orgánica Constitucional de Concesiones Mineras, que al respecto dice: “No son susceptibles de concesión minera los hidrocarburos líquidos o gaseosos, el litio, los yacimientos de cualquier especie existentes en las aguas marítimas sometidas a la jurisdicción nacional ni los yacimientos de cualquier especie situados, en todo o en parte, en zonas que conforme a la ley, se determinen como de importancia para la seguridad nacional con efectos mineros, sin perjuicio de las concesiones mineras válidamente constituidas con anterioridad a la correspondiente declaración de no concesibilidad o de importancia para la seguridad nacional”.

 La prohibición de concesibilidad de los hidrocarburos ya venía de 1971 con la Ley de la Nacionalización del Presidente Allende, y se mantuvo en la Constitución de 1980, inciso séptimo del Nº 24 del art. 19. Posteriormente, en 1982, en la Ley 18.097 se agregó la no concesibilidad del litio, seguramente por presión directa de los militares, puesto que en esa época ya se conocía que este mineral adquiriría en el futuro una importancia estratégica para la seguridad nacional, en razón que el litio es un elemento fundamental en la fusión termonuclear.

Sin embargo este tipo de centrales atómicas aún no está en funcionamiento, pero se estima que ello sería alcanzado dentro de algunos años, especialmente en la Comunidad Europea, donde destaca el Proyecto ITER en Francia.

 A diferencia de las actuales centrales de fisión nuclear, las centrales termonucleares no producen los peligrosos desechos radioactivos, y es por ello que este tipo de centrales están llamadas a solucionar la crisis de energía del futuro.

 En la dominación del proceso de fusión nuclear como fuente casi inagotable de energía, reside la principal importancia del litio en el siglo XXI. Fue en previsión de esa importancia que los militares, en enero de 1982, declararon inconcebible el litio. Por lo tanto, en virtud de la Ley 18.097, solo el Estado, dueño de todas las minas, puede explotar este recurso, quedando vedada su explotación a los particulares.

Sin embargo, casi dos años después de esta ley, en octubre de 1983, se promulgó el Código de Minería, redactado también bajo supervisión de José Piñera, que en el artículo 8º se reafirma el hecho que solo el Estado o sus empresas pueden explotar directamente esos recursos, “o por medio de concesiones administrativas o de contratos especiales de operación, con los requisitos y bajo las condiciones que el Presidente de la República fije, para cada caso, por decreto supremo”.

 Es decir, al mismo tiempo se permite que el Estado pueda conceder a particulares la explotación de dichos recursos, se permite su concesión a privados. Pero esta autorización es inconstitucional puesto que es una ley orgánica,  la 18.097, la que reserva al Estado la exploración y explotación de los hidrocarburos y el litio, no puede una ley ordinaria como lo es el Código de Minería,  dejar sin efecto una disposición de una ley orgánica constitucional.

 La autorización del Código de Minería es inconstitucional, además, porque la Constitución en el inciso séptimo del Nº 24 del art. 19 establece que los derechos y obligaciones de los concesionarios mineros solo se pueden establecer por ley orgánica constitucional, y por tanto, no puede el Código de Minería, ley ordinaria, levantar esta restricción.

 Varios parlamentarios y dirigentes sindicales se han manifestado completamente contrarios a la pretensión del gobierno de licitar el litio a empresas nacionales y extranjeras, mediante Contratos Especiales de Operación. Para hacer fracasar esas licitaciones, los parlamentarios pueden y deben recurrir directamente al Tribunal Constitucional, para que declare la inconstitucionalidad de cualquier decreto presidencial que entregue a privados la explotación del litio.

 Pero ello podría abrir una caja de pandora, puesto que estos mismos parlamentarios deberían también recurrir al Tribunal Constitucional, para que declare la inconstitucionalidad de todos los contratos de operación en el petróleo y el gas, que fueron autorizados por la Presidenta Bachelet, y ello con mayor razón aún que en el caso del litio, puesto que la inconcesibilidad de los hidrocarburos líquidos y gaseosos, no sólo está en la Ley 18.097, sino principalmente en la Constitución (inc. 7º, Nº 24 art. 19).

 

Actualmente se exporta carbonato de litio por alrededor de US$ 250 millones anuales, lo que representa menos del 1% de la exportación de cobre. Esto quiere decir que no tiene ninguna urgencia ni importancia económica aumentar su explotación por empresas privadas.

 La licitación proyectada por este gobierno no tiene otro objetivo que hipotecar por decenas de años la explotación del litio con empresas extranjeras. Las transnacionales presionan para obtener que se licite estos contratos ahora, mientras aún dure “su gobierno”. De esta misma manera presionaron después del terremoto para que se modificara el royalty, con el único objetivo que se prorrogara la invariabilidad tributaria. Pero como esta licitación es inconstitucional, es de esperar que los parlamentarios de la oposición recurrirán al Tribunal Constitucional para impedirlo.

 Pero visto la importancia que tiene en el presente, y que tendrá en el mediano plazo las baterías recargables basadas en Ion Litio, para automóviles eléctricos, notebooks, celulares, acumuladores de energía y decenas de otros productos electrónicos, sería muy beneficioso para Chile que todos esos tipos de batería se fabricaran en Chile, por empresas chilenas o extranjeras.

 Por ello, si bien no se debe permitir la explotación y exportación del litio como materia prima, si se puede autorizar su industrialización en Chile. Si Argentina ya ha comenzando a producir baterías de litio, y Bolivia ya está produciendo carbonato de litio y tiene proyectado en alianza con empresas internacionales producir baterías, no se ve la razón por la cual no se podría producir en Chile todo tipo de baterías eléctricas, aunque sea mediante inversión extranjera, utilizando el litio chileno.

 

Economista

www.defensadelcobre.cl

POLITICA

 

 BALANCE DE LA GIRA EUROPEA: “NUESTRA MOVILIZACION RESPONDE AL CONTEXTO INTERNACIONAL DE  CRISIS NEOLIBERAL.

 En concurrida conferencia de prensa, la líder estudiantil Camila Vallejo, la secretaria general de las JJC Karol Cariola y el dirigente nacional de la CUT, Jorge Murúa dieron cuenta de la reciente gira de una delegación juvenil por países europeos. Camila Vallejo dijo que el propósito de la gira consitió en "entregar nuestra visión política respecto al proceso de movilizaciones que tuvo como resultado la gran movilización del 2011 y para conocer y comprender la situación, no solamente de los países europeos y como están respondiendo las organizaciones sociales ante el fenómeno que se vive a nivel mundial de la crisis del capitalismo”.

 

La máxima dirigente de los jóvenes comunistas, Karol Cariola explicó que la misión “surge a raíz de una invitación a la Juventud Comunista de Chile de parte de la Fundación Rosa Luxemburgo y la coalición de sindicatos DGB de Alemania”.

 “Estuvimos en 9 ciudades alemanas en conferencias, reuniones con organizaciones políticas y sociales, sindicatos y organizaciones estudiantiles, con Oskar La Fontaine, el presidente del partido de Izquierda, más grande de Alemania y también con alcaldes y otras personalidades políticas y sociales de organizaciones de izquierda, entre ellas también naturalmente el PC alemán”, agregó Karol.

 “En los cuatro países, visitamos 14 ciudades en un viaje de apenas 18 días, una gira bastante intensa, donde estuvimos, por ejemplo, en Suecia donde se concentra una de las comunidades latinoamericanas más grande del mundo y también la comunidad de chilenos, una de las más grandes, para hacer presión por una medida de gran repercusión como es el derecho a voto de los chilenos en el exterior”.

 Karol Cariola reiteró el llamado a la primera movilización, el 17 de marzo, en todos los consulados y embajadas en el extranjero  para exigir el derecho de los chilenos a votar aunque vivan en el extranjero.

“Estuvimos en Suiza denunciando la violación de derechos humanos sistemática, de la cual hemos sido testigos incluso desde antes del año 2011, entregando a la ONU el informe del Instituto Nacional de DDHH ; nos reunimos con el director de la OIT, Juan Somavía y terminamos la gira en Roma donde se iba a desarrollar una gran movilización sindical que fue suspendida por los cambios climáticos que afectan al continente”.

 “Hemos tenido una gira muy provechosa donde logramos desarrollar muchos vínculos políticos y mostrar, desde la visión de los jóvenes comunistas, la situación política que nosotros creemos que va mucho más allá del desarrollo del movimiento estudiantil. Hemos mostrado al mundo que en Chile se está desarrollando un movimiento social –no sólo con estudiantes, trabajadores, pobladores y organizaciones políticas- intenta cambiar el momento político actual con la crisis de la hegemonía cultural del modelo neoliberal responde al contexto internacional de la crisis mundial del capitalismo”, afirmó Karol Cariola.

 “La lucha que estamos dando en Chile no es una lucha aislada, es una lucha mundial por derrotar al capitalismo”, concluyó.

 Camila Vallejo

 “Es bueno partir recalcando el carácter de esta gira porque se inicia a partir de una invitación a la Juventud Comunista de parte de la Fundación Rosa Luxemburgo y por eso la presencia de jóvenes comunistas en el extranjero para entregar nuestra visión política respecto al proceso de movilizaciones que tuvo como resultado la gran movilización del 2011 y para conocer y comprender la situación, no solamente de los países europeos y como están respondiendo las organizaciones sociales ante el fenómeno que se vive a nivel mundial de la crisis del capitalismo”, señaló Camila

 “Nosotros fuimos a romper ciertos mitos respecto al modelo –agregó- sobre la situación de nuestro sistema político y su repercusión social y también nos dimos cuenta que esta gran potencia (Alemania) también vive una crisis social dado que se están tratando de justificar los recortes al gasto social e impulsando la privatización de derechos básicos”.

 “Hemos constatado que se ha tratado de poner como ejemplo –antes del 2011- el modelo chileno en materia educacional y con ello están retrocediendo fuertemente en el derecho a la educación en esos países y las organizaciones estudiantiles locales están tratando de prepararse para frenar fuertemente esta privatización, ante lo cual nosotros hemos querido establecer lazos muy fuertes”.

 “Por otra parte no solamente compartimos el avance y desarrollo del modelo neoliberal sino que también el carácter de algunos gobiernos en esta materia: la tecnocracia, el carácter liberal o neoliberal de estos gobiernos  nos hace tener un factor común con ellos”.

 “Al volver al país constatamos que se está tratando de cerrar el ciclo de privatizaciones de las empresas sanitarias y ahora con el litio. Nos preocupa porque refuerza el carácter empresarial del gobierno que quiere poner el sello privatizador al finalizar su administración y esto demuestra que no hay voluntad política para avanzar en materia de derechos y se quiere seguir la línea de privatización y esto es inaceptable, no solamente en Chile sino que en el resto del mundo, como por ejemplo en Grecia, con el recorte constante y progresivo del gasto social, la precarización de las condiciones laborales de muchos ciudadanos”.

 Camila Vallejo calificó la gira de “bastante exitosa” y remarcó el hecho de que “reafirmamos la necesidad de fortalecer nuestros vínculos con distintas organizaciones sociales y sindicales, no solamente en Latinoamérica sino también en el resto del mundo para poder enfrentar de manera unificada la situación que estamos atravesando todos los ciudadanos”.

 “Aclarar, finalmente que, así como la invitación la hace la Fundación Rosa Luxemburgo, los costos de esta gira también fueron asumidos por esta organización para que no se siga especulando respecto al financiamiento de esta gira”, concluyó Camila.

 Jorge Murúa

 “Hemos sido recibidos calurosamente, a pesar de las condiciones invernales que está viviendo Europa, por los trabajadores, los sindicatos y las agrupaciones de izquierda”, afirmó el dirigente juvenil de la CUT y metalúrgico de la Constramet Jorge Murúa.

 “La invitación tiene que ver con que los trabajadores en Chile hemos vivido sucesos históricos desde la formación de nuestras principales centrales y también con el factor de unidad desarrollado, no solamente en el ámbito sindical sino en el ámbito político”.añadió.

 El joven sindicalista indicó que “los trabajadores fuimos testigos el año pasado –justamente en esta fecha- como el pueblo de Magallanes se alzaba contra la medida de traspasar el costo del gas a la ciudadanía en Magallanes, también con el proceso de la huelga de hambre exigiendo la libertad de los presos políticos mapuches y también el movimiento medio ambiental para tratar de impedir la autorización para una central hidroeléctrica”.

 “Explicamos que este movimiento del 2011 fue canalizado mayoritariamente por los estudiantes con consignas tan potentes como la de la Educación Gratuita y el Fin al Lucro donde los trabajadores acompañamos, desde el primer momento estas movilizaciones para después construir –todos juntos- una Mesa Social por la educación que convocó al paro nacional del pasado 24 y 25 de agosto. Esto desató gran interés en Alemania, Suecia, Suiza e Italia sobre como los trabajadores nos fuimos involucrando, no solo en los procesos reivindicativos, sino los pasos en términos políticos que hemos avanzado en Chile, cuestión que allá aún sienten que les hace falta, que las organizaciones sindicales cumplan un rol más político con otras organizaciones sociales, como los estudiantes, a propósito de los planes privatizadores”, afirmó entre otras cuestiones, Jorge Murúa.

 De lo social a lo político

 Consultada Camila Vallejo, explicó: “El propósito de la conformación de esta delegación fue mostrar que el movimiento del 2011 ya no es solamente un movimiento estudiantil”.

 “Era importante recalcar que en este proceso hubo gran participación de otros actores, principalmente de trabajadores, las familias y otros movimientos. Este es un proceso de carácter social y político”.

“El movimiento tiene dirigentes no solamente estudiantiles, sino también políticos porque hace una apuesta política de transformación de la educación y de nuestra sociedad”, agregó Camila.

 “En este momento yo estoy abocada al trabajo en mi federación, esa es mi actual responsabilidad política y respecto a las formas que asumirá la movilización en el futuro es algo que está en debate. Primero tenemos que definir nuestros objetivos políticos y después las formas de movilización. Está claro que no queremos repetir las mismas recetas del 2011 sino buscar nuevas fórmulas y que ellas no atenten contra nuestros objetivos políticos. Esto ya está claro y consensuado”, reiteró la dirigente.

 La ex vocera de la Confech abogó por buscar "nuevas formas, resignificarlas en función de nuestros objetivos políticos. Ahora quedará en responsabilidad del movimiento sus resoluciones y eso está en proceso".

 Las definiciones, según Vallejo, estarán listas lo más probable en "abril, con un acto público que hará el movimiento estudiantil, el movimiento social en su conjunto, para dar inicio a este 2012".

Elecciones municipales

 Respecto al proceso electoral, Camila desmintió una vez más cualquier candidatura remarcado que se trata de hablar de ello como “una carrera política de carácter personal pero yo estoy trabajando en la construcción y consolidación del movimiento social desde la base y también –por cierto- en la disputa de ciertos municipios, por eso Camilo Ballesteros en estos momentos es candidato y eso es así porque desde los movimientos sociales brotan en distintas partes”.

 Consultada Karol Cariola sobre la posibilidad de un acuerdo por omisión con la Concertación, afirmó:

  “Esa ha sido una decisión colectiva de la Juventud y el Partido. Han visto que hay candidatos del Partido y la Juventud. Esperamos que las negociaciones y avancen las medidas electorales para que lleguen a buen puerto. Efectivamente tenemos condiciones para llevar candidatos en todas las comunas si es que no hay un acuerdo porque hemos dicho que vamos a enfrentar las elecciones municipales de la misma manera que las parlamentarias y las presidenciales en su momento, somos parte de la izquierda y queremos ampliar el espectro y estamos trabajando por generar una amplia mayoría social y política que nos permita disputar los espacios de representación a aquellas fuerzas que desde hace muchos años han gobernado y que, sin duda, no han representado los intereses colectivos y populares porque hemos visto como se llegan a negociaciones a espaldas del pueblo y desde el parlamento y el poder ejecutivo y también desde el municipio, por cual en ese ámbito debemos jugar un rol fundamental”, concluyó Karol Cariola.

 

POLITICA

CONCLUSIONES DE LAS ELECCIONES DE LA FECH

 

 

Francisco Herreros


Los medios de prensa del sistema, que titularon con la derrota de Camila Vallejo, y los votos de la derecha gremialista que permitieron ese resultado, revelan que para ellos lo importante no era el resultado de las elecciones en la FECh, sino neutralizar a Camila Vallejo y al Partido Comunista. Pero una vez más se equivocan. Camila Vallejo no fue derrotada. Sola, su lista tuvo un desempeñó excepcional, que disputó voto a voto en la recta final, y que solo volcó la votación de la derecha; además de que elevó el rendimiento promedio de su partido y la participación electoral, y obtuvo dos de los cinco cargos de la mesa directiva. En la votación individual, Camila Vallejo, con 1.868 votos, derrotó ampliamente a Gabriel Boric, con 1.318.

 



Desde la vicepresidencia de la FECh, Camila Vallejo seguirá participando en la conducción del movimiento estudiantil. El hecho de que para vencerla fuera necesario el concurso de la santa alianza entre la izquierda irresponsable, la izquierda oportunista y la derecha cavernaria, muestra por contraste la potencia de su liderazgo. Y si hubo una derrota, esa fue la unidad de la izquierda, y por tanto, la del movimiento estudiantil.

Para que se entienda bien, Camila Vallejo se presentó a la Presidencia de la FECh, y no lo consiguió. Desde ese punto de vista, es un revés, pero no una derrota. Ya esta dicho que en la votación individual superó por más de 500 votos a quién resultó presidente, sólo en virtud del sistema electoral de la FECH, que le asigna la presidencia al candidato más votado, de la lista más votada. Además, Camila Vallejo fue la única candidata que sacó más votos que el conjunto de su lista, lo que por cierto Boric no puede decir.

Además, si se considera que la la lista F, de Boric, obtuvo 1.950 votos, contra 1.716 de la lista J, de Camila Vallejo, se desprende que, sumando la diferencia que le sacó a Boric, con la diferencia entre ambas listas, Camila Vallejo, sola, obtuvo 784 votos transversales, con lo que hubiera derrotado, y doblado, a todos los otros candidatos, con excepción de Boric. A la inversa, los 632 votos de diferencia entre la votación de Boric y la de su lista, indica la magnitud del trasvase de votos de la derecha hacia la lista F.  

Pero se puede apostar sobre seguro que los medios de comunicación del sistema machacarán sobre los desprevenidos chilenos, la noción de la derrota de Camila Vallejo.

Camila Vallejo pertenece a una formación política que el próximo año cumplirá su primer centenario, y por tanto sabe que para lo único que sirven los reveses, es para sacar lecciones y seguir perseverando. Los estudiantes de la Universidad de Chile pueden tener la seguridad que desde su nuevo cargo, Camila Vallejo seguirá entregando lo mejor de sí y colaborando leal e incansablemente en la proyección del movimiento estudiantil que sacudió hasta sus cimientos las complacientes certezas del modelo neoliberal.

Los chilenos y los estudiantes pueden tener la certeza que el partido al que pertenece Camila, se presentará el próximo año a las elecciones de la FECh, y todos los que sean necesarios, en todas las federaciones, hasta lograr los objetivos democratizadores que se trazó el movimiento estudiantil.

 Y eso no lo pueden decir muchos de los que participaron alegremente en esta "tococa", de todos contra Camila.

Cuando toda la "izquierda" se une, o más bien se dispersa, para bloquear a uno de los rostros visibles del movimiento de masas más exitoso de la transición, quiere decir, en primer término, que la gran derrota de la jornada fue la de la unidad, y por consiguiente, la del movimiento estudiantil; y luego, que la izquierda sicofante es incapaz de extraer lecciones de sus numerosos fracasos.  

En medio del tráfago electoral, el siguiente mensaje de twitter puso una nota de sensatez: "idiotas, no se dan cuenta de que farrearse a la Camila es lo mismo que haberse farreado a Bielsa".

Pero todo se paga en esta vida. Ahora, la izquierda irresponsable, aquella que escribe con k; que confunde hacer política con proferir discursos; que cree que los cambios se logran con sólo en influjo de la voluntad, y que no tiene pudor de ganar con los votos de la derecha, queda con la conducción del movimiento estudiantil. Tiene la oportunidad de demostrar que lo suyo es más que la suma de apetitos personales y vanidades intelectuales. El problema es que la conducción saliente le dejó la vara muy alta. Pero no por ello dejará de tener ocasión de aprender que con unidad, se puede avanzar aún en las peores condiciones y circunstancias.

Las primeras declaraciones de Boric permiten alguna expectativa:

"Llamo a mis compañeros a trabajar unidos para el 2012. Sabemos que los adversarios hoy día no están dentro de la universidad, más allá de las diferencias. Los adversarios están en el gobierno y parlamento. Pese a que tengamos diferentes visiones, creo que es viable trabajar en conjunto mientras tengamos divergencias programáticas".

Un apunte al pasar sobre la izquierda oportunista, aquella que detentaba la presidencia de la FECh hasta sólo dos años: el precio de darse el gustito de contribuir al objetivo de obstruirle el paso a Camila Vallejo, fue no sólo perder la Secretaría General, que hubiera conservado de haber mantenido la unidad, sino hundirse en la irrelevancia del quinto lugar, sólo unos votos por encima de la lista de la derecha.

Y una conclusión final de enorme relevancia: si en la elección en la principal universidad, de la próxima generación que tomará el relevo de los destinos del país, la configuración binominal aparece borrada del mapa electoral, hay fundadas razones para  el optimismo.

 

EDUCACION

Ricos y Pobres

Manuel Riesco

 

Escuchar al Presidente y su grupo esgrimir la  la justicia social para rechazar recursos a las universidades públicas, recuerda viejas caricaturas. ¡Los ricos no pueden tener educación gratis! exclaman escandalizados y acto seguido incluyen en esa categoría ¡al sesenta por ciento de la población! Deben sentirse necesitados de compañía.

La verdad es que los famosos quintiles de las encuestas de hogares sólo miden la distribución del ingreso entre los sectores medios y más pobres. Los ricos no se dignan siquiera contestar estos cuestionarios ¡y se llevan un tercio del total!

En muchos países, incluyendo todos los más desarrollados y también los emergentes más dinámicos, la diferencia entre los sectores medios y más pobres es mucho menor que en Chile o América Latina. La economía funciona más parejo en esas sociedades más igualitarias y todos todos viven allí mucho mejor.

Sin embargo, para efectos de justicia distributiva no se trata de discriminar entre el veinte por ciento más rico y el resto. Ni siquiera entre el diez por ciento más rico y el resto. Como dicen los “Indignados” que ocupan Wall Street por estos días, las diferencias verdaderamente escandalosas son entre el uno por ciento que se lleva a lo menos un tercio del ingreso y el 99 por ciento restante. Visto de esa manera, todo el gasto público social es progresivo, incluso el que llega al quintil de mayores ingresos. Redistribuye del uno por ciento verdaderamente rico hacia todo el resto.

El New York Times del 22 de agosto del 2009 publicó el estudio de distribución del ingreso ahora clásico de Thomas Picketty y Emmanuel Saez. Basado en datos del servicio de impuestos internos estadounidense, conocido por su sigla IRS, demostró que en ese país el uno por ciento más rico había llegado a apropiarse ¡una cuarta parte del ingreso total! Más aún, el uno por ciento de ese uno por ciento, es decir 1/10.000avo de la población, en determinadas ocasiones se ha quedado con el seis por ciento del ingreso total.


   
El estudio referido mostró asimismo que dicha proporción ha resultado extraordinariamente fluctuante en el tiempo. A diferencia de la distribución entre los quintiles o deciles de ingreso, la que tiende a ser muy estable. Sólo en la víspera de grandes crisis como las de 1929 y 2007, los ultra ricos se apropiaron estas proporciones grotescas del ingreso total. Durante la mayor parte del tiempo, en cambio, su porción de la torta fue mucho más prudente, del orden del 10 por ciento para el uno por ciento más rico.

En Chile no existen estadísticas de este tipo y sería muy bueno que el propio Servicio de Impuestos Internos los elaborase, tal vez a pedido de algún parlamentario. Sin embargo, difícilmente estas proporciones resultarán más igualitarias que en los EE.UU. Muy por el contrario, de seguro son mucho peores. Si allá las injusticias claman al cielo, acá insultan al mismo Dios ¡La Iglesia ha dicho que son escandalosas!

Existen en cambio algunas estadísticas simples, sólidas y contundentes, que permiten confirmarlo, las que se muestran en el cuadro adjunto. La primera de ellas es la propia CASEN, encuesta que el 2009 registra un ingreso monetario autónomo total de 41,4 billones de pesos anuales para un universo de 16,6 millones de personas agrupados en poco menos de 4,7 millones de familias. Se agregan subsidios monetarios del Estado por poco más de un billón de pesos anuales.

Equivale a un ingreso promedio de 754.295 pesos mensuales por familia, incluyendo un subsidio de 18.792 pesos mensuales. Claro, el quintil V se lleva 23,2 billones de pesos al año, el 54 por ciento del total y su ingreso promedio es de poco más de dos millones de pesos mensuales. El quintil I, en cambio, debe sobrevivir con 172.444 pesos mensuales por familia, de los cuales 41.504 son subsidios monetarios del Estado.

Hilando un poco más fino, resulta una distribución parecida al conjunto de América Latina: el 10 por ciento de mayores ingresos se lleva poco más del 40 por ciento del total, mientras el 40 por ciento más pobre se lleva poco más del 10 por ciento, mientras el 50 por ciento que está entre esos extremos se lleva poco menos de la mitad que le corresponde del oingreso de las familias. En los países con mejor distribución del ingreso, el diez por ciento superior se lleva menos del treinta por ciento y el 40 por ciento más pobre sube a más del veinte por ciento, mientras el 50 por ciento que está entre ellos se lleva en todas partes más o menos la mitad del ingreso, como corresponde.

El problema es que esas mediciones del ingreso de las familias dejan fuera al uno por ciento verdaderamente rico. Como se ha mencionado, éste se ha llegado a apropiar un cuarto del total ¡En los EE.UU.! En Chile se queda a lo menos con un tercio del ingreso, como se puede comprobar fácilmente a partir de los datos anteriores.
El Producto Interno Bruto (PIB) del 2009 alcanzó a 91,6 billones de pesos y el gasto total del Estado fue ese año de 22,4 billones de pesos. Si se descuentan adicionalmente los 41,4 billones de pesos que reciben las familias según la CASEN, ello deja un remanente de nada menos que 27,8 billones de pesos, que equivale a un 30,4 por ciento del PIB. ¿Quién se queda con esa parte de la torta? ¡Adivine!

Los números gruesos son clarísimos: los ingresos de las familias representan solo un 45 por ciento del PIB y los del Estado un 25 por ciento adicional, lo que deja un remanente anual de 30 por ciento del PIB, que se embolsan las grandes fortunas propietarias del capital.

Eso es lo mínimo, puesto que la encuesta de hogares puede registrar dos veces el mismo ingreso, por ejemplo, en el caso de una familia del quintil de mayores ingresos que contrate el servicio doméstico de una o dos personas del quintil de ingresos más bajos. Ese tipo de duplicaciones, en cambio, son eliminadas cuidadosamente en el cálculo del PIB.

El PIB no es el precio de todos los bienes y servicios producidos, como usualmente se piensa, sino el valor nuevo agregado cada año. Se calcula como la suma del valor agregado por todas las empresas y negocios existentes en el país, más las exportaciones y menos las importaciones. Como diría Adam Smith, es el valor nuevo creado cada año por el trabajo de los chilenos y chilenas, más las rentas netas transferidas desde el extranjero que en el caso de Chile son cuantiosas.

Como bien sabe cualquiera que calcule el IVA a fin de mes, el valor agregado es la suma de las facturas de venta menos las facturas de compras de bienes y servicios requeridas para dichas ventas – ciertamente no se pueden descontar los salarios que pagan la fuerza de trabajo que agrega dicho valor. Es decir, el PIB es valor agregado neto, del cual ya se ha descontado todo lo invertido en materias primas, maquinarias, combustibles, electricidad y todo lo necesario para el giro de los negocios.

Una vez creado, el PIB se distribuye en salarios de los trabajadores, ganancias de los capitalistas y rentas de los propietarios de los recursos naturales, como diría nuevamente Adam Smith. Los salarios en Chile se llevan una tajada muy pequeña, apenas un cuarto de la torta. El 2009 la masa de salarios de los cotizantes en los sistemas previsionales sumó 22,9 billones de pesos, escasamente el 25 por ciento del PIB. En realidad los salarios son algo mayores, puesto que como se sabe las remuneraciones altas cotizan solo por el primer millón de pesos (60 UF en ese año), por lo cual la estadística de salarios promedios de las AFP los subestima un poco. Sea como sea, los salarios constituyen de lejos la principal fuente de ingresos de las familias.

En Chile todos los afiliados a las AFP, que son ocho millones y medio de personas identificadas con nombre, apellido y RUT, entran y salen constantemente de trabajos asalariados de muy corta duración. De ese modo, sólo un 11 por ciento cotiza todos los meses, mientras que dos tercios cotizan en promedio un mes de cada dos. El resto del tiempo trabajan por cuenta propia mientras encuentran otro empleo asalariado, con intervalos de desocupación y en el caso de las mujeres de retorno transitorio a las tareas domésticas. Eso explica en parte el que poco menos de la mitad de los ingresos monetarios autónomos de las familias no provienen de salarios. Si se restan la masa de salarios del total de ingresos de las familias registrados por la encuesta CASEN del 2009, estos otros ingresos monetarios autónomos suman 18,4 billones de pesos, casi un quinto del PIB.

Parte significativa de esos ingresos no salariales corresponden también a diversas rentas que perciben familias del decil más acomodado. Asimismo, como se ha mencionado, la suma total de ingresos de las familias medidas por la CASEN puede sobreestimarlos porque registra algunos duplicados. Una estimación más fina de los otros ingresos monetarios se puede hacer comparando lo que la CASEN registra como ingresos de salarios con la masa de éstos medidas por las AFP. Eso quedará para otra ocasión.

Aún suponiendo que la CASEN estimase bien los ingresos totales de las familias, ello significaría que 16,6 millones de chilenas y chilenos hacen malabares para llegar a fin de mes con un 45 por ciento del PIB. Si el 40 por ciento de ellos no fuese tan pobre y el 50 por ciento del medio no anduviera tan apretado, la distribución de ingresos entre las familias mejoraría sustancialmente sin reducir el ingreso del 10 por ciento superior.

El Estado gasta otro 25 del PIB, como se ha dicho. Aunque parte importante del gasto público se invierte en obras que benefician principalmente a los grandes negocios, la mayor parte, de lejos, se gasta en servicios y subsidios que benefician de una u otra manera a todas las familias. Por eso los verdaderos ricos reclaman contra el gasto público en general y hacen gárgaras denunciando que es “inequitativo.”

Mientras tanto, calladitos, ese uno por ciento de mayores ingresos se lleva para la casa a lo menos el 30 por ciento del PIB. Probablemente más, por la sobrestimación de ingresos las familias que hace la CASEN.

Parte significativa lo vuelven a invertir en negocios, desde luego, pero con la exclusiva finalidad de aumentar sus ganancias todavía más. Buena parte lo gastan en lujos que simplemente no aparecen en la canasta del resto de las familias que responden la encuesta CASEN. Para comprobarlo basta ver la propaganda comercial, que en su buena parte se destina a productos que ciertamente no son de consumo masivo, ni mucho menos.

Al interior de este cogollo no todos son iguales, desde luego. Al igual que en los EE.UU. donde el uno por ciento del uno por ciento más rico ha llegado a apropiarse de un 6 por ciento del ingreso total. En Chile esa cifra debe ser el doble a lo muy menos. Solamente las grandes mineras privadas que están en la cúspide de la pirámide se embolsaron el 2009 ganancias por 7,3 billones de pesos según sus propios balances, que equivalen a un 8 por ciento de PIB de ese año.

En otros países también existe un cogillito de ricos muy ricos, como se ha mostrado en el caso de los EE.UU. Sin embargo, allí éstos son por lo general grandes capitalistas de verdad. Es decir, empresarios que no pocas veces partiendo de cero, hacen inmensas fortunas creando firmas cuyas enormes ganancias provienen casi exclusivamente del trabajo de sus decenas y a veces cientos de miles de trabajadores altamente calificados, que constantemente se adelantan a su competencia en una carrera sin pausa por ofrecer productos y servicios cada vez mejores y más baratos a millones de consumidores. El mejor ejemplo de ello es el recientemente fallecido Steve Jobs, un autentico y genial empresario capitalista que deja una fortuna de varios miles de millones de dólares. Son países de gran movilidad social, donde cualquiera puede alcanzar esas alturas y no por ello se consideran parte de una casta diferente al resto. Jobs, por ejemplo, era hijo de un inmigrante Sirio que lo entregó en adopción a un modesto maquinista.

No es el caso de Chile. El cogollito local es claramente identificable por su aspecto, su forma de expresarse, como se viste, los barrios donde vive y los lugares donde descansa, los colegios y universidades donde se educa y así sucesivamente. No son más de 170 mil personas, menos de 60 mil familias, el uno por ciento de la población, número que coincide casi exactamente con los habitantes de las tres comunas de más altos ingresos de Santiago, donde viven casi todos ellos. Allí se gasta parte significativa del 30 por ciento del PIB y se nota. Son un mundo aparte.

En su núcleo, en el cogollito del cogollito, por así decirlo, se identifican asimismo por sus apellidos. Abundan aquellos que provienen de las familias de campesinos pobres, muchos de ellos castellanos y vascos, que se asentaron como colonos que establecieron modestos señoríos agrarios desde el siglo XVI en este flaco y yermo margen de los antiguos imperios americanos. Como describe el historiador Jocelyn-Holt, a falta de las inmensas fortunas y miles de vasallos de sus coterráneos que conquistaron más al norte, éstos tuvieron la habilidad secular de no pelearse demasiado unos con otros y cooptar sucesivamente en su seno, generalmente mediante matrimonios de conveniencia, a los recién llegados que lograban hacer fortuna en el comercio, las finanzas y más tarde la industria. Su trayectoria es muy parecida a los Boers sudafricanos y la sociedad chilena de hoy no se diferencia demasiado de la que aquellos crearon con el infame Apartheid. Es igual de “freak,” como dicen los jóvenes.

Para rematarla, éstos ni siquiera son verdaderos capitalistas, sino principalmente rentistas. Sus empresas no siguen el ejemplo de Apple sino de Exxon, BHP o Anglo American. Es decir, no obtienen sus ganancias principalmente de la producción de bienes y servicios competitivos mediante una fuerza de trabajo altamente calificada. Acá la cosa es mucho más sencilla. Simplemente cobran la renta de los recursos naturales que pertenecen a la nación y de los cuales se han apropiado sin pago alguno.

La mitad de las inversiones de las últimas cuatro décadas registradas por el Comité de Inversiones Extranjeras ha ido a parar a dos sectores, minería y energía, que en conjunto ocupan menos del uno por ciento de la fuerza de trabajo. Tres cuartos de los grandes proyectos de inversión de los próximos cinco años registrados por la Corporación de Bienes de Capital van a parar a esos mismos dos sectores. Mientras tanto, el ocho por ciento de la fuerza de trabajo se mantienen cesante en promedio y hay más gente trabajando en el comercio que en la producción de bienes y menos de un diez por ciento en la manufactura. Es decir, nos dedicamos a exportar piedras, troncos y pescados mientras los chilenos y chilenas nos vendemos mutuamente las cosas que importamos o nos cortamos el pelo unos a otros.

Como si fuera poco, se apropian además de las rentas monopólicas que generan las dos o tres grandes firmas que concentran todos los mercados del país, desde los bancos a las farmacias. Evidentemente es algo anacrónico y tiene que terminar tarde o temprano para que Chile sea de verdad un país desarrollado. Durante el siglo veinte en los hechos se había terminado, tras cinco décadas de desarrollismo estatal que desarrolló la economía y transformó la sociedad al tiempo que la democratizaba y mejoraba extraordinariamente la distribución del ingreso. En el curso de esas décadas los trabajadores asalariados duplicaron su participación en el PIB.

Lamentablemente, recuperaron sus privilegios por mano ajena, como dijo el Presidente Allende y volvieron a imponerse con revancha sobre el conjunto de las familias chilenas. Eso está llegando ahora a su fin a medida que avanza la Primavera de Chile. Ojalá  que seamos capaces de terminarlo como lo lograron los Sudafricanos, reconociendo que no sobra nadie pero asimismo que todos tenemos los mismos derechos sobre las riquezas con que la naturaleza bendijo esta tierra.


COBRE

EL NEGOCIADO MÁS ASQUEROSO DE LA HISTORIA DE CHILE

Julian Alcayaga

Codelco anuncia el mayor saqueo de su historia. La Disputada, hoy Anglo Amaerican Sur o Mina Los Bronces, fue comprada por Enami en 1971 a una minera francesa. En 1979 fue vendida a Exxon en 90 millones de dólares. La Exxon explotó esta mina durante 24 años y siempre declaró pérdidas y por ello nunca pagó un solo peso de impuesto al Estado chileno. Sin embargo esta empresa que solo tenía pérdidas, el año 2003 fue vendida a Anglo American en 1.300 millones de dólares, pero además recibió 700 millones de dólares de parte del Fisco chileno, por pérdidas tributarias acumuladas, Por lo tanto, el costo real de compra para Anglo American fue de solo 600 millones de dólares.

En ese tiempo, Codelco a través de Enami pudo haber hecho efectiva la opción de compra del 49% de La Disputada por 650 millones de dólares, pero el Presidente Lagos optó por no hacerlo. Hoy nos enteramos con estupor que Codelco está dispuesto a pagar cerca de 7 mil millones de dólares por el 49% del capital de esa empresa, y para poder efectuar dicha compra recibirá un préstamo de la japonesa Mitsui por 6.750 millones de dólares, préstamo absolutamente injustificado además, cuando sabemos que Chile dispone de 3 a 4 veces esa suma invertidos a pérdida en EEUU. Esto es un verdadero saqueo, puesto que comprar el 49% del capital de esta empresa no tiene absolutamente ningún sentido económico para Codelco, menos aún financiero, puesto que con el 49% del capital no se puede tener ninguna ingerencia en la administración de ese yacimiento, como es el caso desde hace 15 años en El Abra, donde Codelco también cuenta con el 49% del capital y pesa menos que un paquete de cabritas en la administración de dicha empresa. Comprar el 49% de Anglo American Sur, es el mayor saqueo en toda la historia de Codelco, más aún es el mayor saqueo de las arcas del Estado.

  Es imposible encontrar una razón medianamente coherente a esta compra. Quizás la explicación venga del siguiente hecho. Tanto el Presidente Ejecutivo de Codelco, Sr. Diego Hernández , como el Vicepresidente de Estrategia y Finanzas Sr. Thomas Keller, principales artífices de este negocio, son ex empleados de Anglo American, y quizás solo están momentáneamente en comisión de servicios en Codelco, para traspasarles 7 mil millones de dólares a Anglo American, sin absolutamente ningún beneficio para Codelco y el país. Sobretodo cuando nada se ha dicho respecto a cuantos años de explotación le quedan a esta mina. Como será de sucio este negociado, que la vergüenza se les notaba en el rostro a los Ministros de Hacienda y de Minería, al tratar de explicar esta inexplicable compra.

  Este saqueo es aún más vergonzoso cuando sabemos que Pinochet dejó vigente en la Constitución de 1980, la Reforma Constitucional de la Nacionalización de la Gran Minería que por la unanimidad del Congreso Nacional se aprobó el 11 de julio de 1971, nacionalización que dice: “En consecuencia, una vez que la reforma entre en vigencia, quedará ipso jure nacionalizada esta riqueza minera básica del país y se podrá tomar posesión material inmediata de los establecimientos respectivos”. Anglo American Sur es una empresa de la gran minería, por lo tanto está nacionalizada ipso jure, y solo falta que cualquier Presidente de la República que tenga el coraje y la inteligencia que corresponde a un Presidente de Chile, lo haga mediante un simple decreto supremo.

  Por ello que este saqueo es más vergonzoso, puesto que en virtud de lo que establece la Constitución, no se debe pagar ninguna indemnización por la nacionalización de los yacimientos mineros, y solo se debe pagar por las instalaciones o activos de la empresa, que en ningún caso sobrepasan los mil millones de dólares. Que la Constitución permite nacionalizar este yacimiento, es la prueba más fehaciente que pagar 7 mil millones de dólares por el 49% de Anglo American Sur, y más encima endeudarse para ello, es el más colosal saqueo de Codelco y de las arcas del Fisco, que jamás nadie había imaginado. Este nauseabundo negociado solo puede explicarse porque los ejecutivos de Codelco que le hacen este regalo de 7 mil millones de dólares a Anglo American, los Srs. Diego Hernández y Thomas Séller, han sido por muchos años, muy altos ejecutivos de Anglo American. ¿Pero que gana el Presidente Piñera con este negociado?

Julián Alcayaga O.

Economista

www.defensadelcobre.cl

 

EDUCACION

 PROPUESTA DE  MESAS DE TRABAJO


 

Mesa 1 (12 de septiembre al 16 de septiembre)
Beneficios Estudiantiles y Financiamiento Institucional

• Temáticas:

a) Becas Educación Superior.
b) Sistema de Créditos Educación Superior.
c) Aranceles de referencia
d) Proyecto de ley en trámite sobre reprogramación de deudores del Fondo Solidario y de rebaja de la tasa del Crédito con Aval del Estado.
e) Aportes Universidades del Consejo de Rectores y fortalecimiento de las Universidades del Estado.

Mesa 2   (19 de septiembre al 23 de septiembre)
Fortalecimiento de la Educación Pública Escolar y Técnico Profesional; Transparencia y Regulación de la Calidad


• Temáticas:

a) Fortalecimiento de la Educación Pública (Desmunicipalización de la Educación Básica y Secundaria)
b) Fortalecimiento de la Formación Técnica Profesional: calidad, pertinencia y articulación (tanto en el ámbito escolar como superior)
c) Organización y participación estudiantil secundaria y universitaria.
d) Superintendencia Educación Superior y prohibición al lucro en Universidades.
e) Regulación de la calidad en la Educación Escolar y Superior.

Mesa 3 (26 de septiembre al 30 de septiembre)
Reforma Constitucional, Interculturalidad, Carrera Docente y Temas en Debate.

• Temáticas:

a) Reforma constitucional derechos en educación.
b) Carrera docente
c) Derechos educativos y lingüísticos de los pueblos originarios.
d) Nuevas formas de acceso para la Educación Superior.
e) Lucro, financiamiento compartido y demás diferencias.